'Kichi', ante la denuncia por la bandera LGTBI: "Merece la pena el disgusto de volver a los juzgados"

El alcalde de Cádiz responde a la asociación ultra que se ha querellado con una defensa de los símbolos, que "también son importantes"

Las banderas, con la del Orgullo a la izquierda, en el Ayuntamiento de Cádiz. FOTO: Transparencia Cádiz
Las banderas, con la del Orgullo a la izquierda, en el Ayuntamiento de Cádiz. FOTO: Transparencia Cádiz

El alcalde de Cádiz, José María González, ha respondido públicamente a la querella presentada por la asociación ultra Abogados Cristianos. El motivo, colgar del balcón del Ayuntamiento la bandera del colectivo LGTBI en los días del orgullo. "Hay quien piensa que los líos de las banderas son charcos innecesarios en los que se mete de vez en cuando este alcalde porque se aburre de la gestión cotidiana de los asuntos comunes. 'Déjate de banderitas y dedícate al empleo o a x", señala el primer edil de Cádiz.

Sin embargo se ha mostrado seguro de las decisiones tomadas y "porque también son importantes los asuntos más simbólicos. Hay un dicho popular que lo resume muy bien "no solo de pan vive el hombre", se puede luchar cada día por tratar de mejorar las condiciones de vida materiales de la gente y a la vez tratar de mejorar la forma en la que nos relacionamos". "Se puede trabajar por la garantía de suministros básicos vitales como la luz y el agua de todas las vecinas y vecinos y al mismo tiempo reconocerles el derecho a amar y a ser libremente sin tener que seguir sufriendo la discriminación, el desprecio o el acoso de quienes solo conciben una forma posible de estar en el mundo", defiende.

"¿Cuántas personas mayores, que se han jugado la libertad y la aceptación de su gente por defender la libertad más básica, que es la libertad de amar y de ser, van a emocionarse al ver que la sociedad les reconoce el esfuerzo y el logro de haber hecho de este país un país mejor? ¿Cuántos niños y niñas que se sienten diferentes a la mayoría pueden encontrar reconocimiento, comprensión y cariño en ese trozo de tela multicolor, (digan si no es hermosa la bandera LGTB) ondeando en el corazón de su ciudad?", se pregunta.

González defiende que "eso también es importante, que el pan y la libertad son elementos indisociables para la felicidad de un pueblo, estoy orgulloso de esa bandera que ondea como del bono social del agua o las remunicipalizaciones, y no estoy de acuerdo con quienes creen que "eso son pamplinas", es fácil decirlo cuando tu forma de ser y de amar son las mayoritarias, cuando no te han hecho la infancia imposible por tus maneras y tus amores".

La Asociación de Abogados Cristianos "se ha querellado contra mí por izar esa bandera, a mí me merece la pena el disgusto de volver a pasar por los juzgados, otras personas fueron encarceladas, torturadas, violadas y defenestradas, simplemente por ser diferentes, lo mío no es nada comparado con lo que ellas y ellos sufrieron".

La denuncia de la asociación se basa en una sentencia reciente del Tribunal Supremo en el que se indica que sólo pueden colocarse en estos balcones las banderas constitucionales preceptivas: la institución representada y la de los territorios administrativos. Incluso, cuando sólo tengan contenido simbólico de defensa de derechos humanos básicos, e incluso cuando compartan espacio sin eliminar estas banderas oficiales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído