El 'troll' que tiene atemorizado al barrio chiclanero de Santa Ana

Vecinos denuncian la "pasividad" de la policía ante la presencia de un sujeto que ha cometido robos e intimida a los que no les cae bien con un perro que ya ha mordido a dos personas, la última, un niño

Calle Hermano Eufrasio, en el barrio de Santa Ana, en una imagen retrospectiva.
Calle Hermano Eufrasio, en el barrio de Santa Ana, en una imagen retrospectiva.

Algunos lo conocen por El 'Troll' y otros por El 'Cuco', pero de un modo u otro, en el barrio chiclanero de Santa Ana muchos le tienen "miedo" a este delincuente habitual. Se trata de un tipo conflictivo, hijo de una vecina, que suele rondar Santa Ana y otros barrios colindantes con un perro tipo doberman que ya ha causado más de un susto no porque el animal sea fiero, sino porque “él lo lleva sin bozal y hace que ataque a la gente que no les cae bien”, afirma Clara, nombre ficticio de una vecina que está “harta” de la “pasividad” de la Policía Local con esta persona. “No sabemos si será un confidente, porque nos dicen que denunciemos, pero luego no hacen nada. No es normal”.

La situación no es nueva, señalan en Santa Ana a lavozdelsur.es. “Ha tenido muchas denuncias por robos y temas de drogas, así que no sabemos cómo está en la calle”, lamenta Clara, que afirma que “el colmo” de todo se produjo este pasado martes, cuando el perro de este individuo mordió a un niño de unos seis o siete años. Afortunadamente solo le produjo un moratón, pero el revuelo fue grande en el barrio.

“A mí me puso de vuelta y media”, señala una vecina de la Asociación de Vecinos Ermita de Santa Ana, que prefiere mantener el anonimato. Ella presenció los hechos, ocurridos en un parque infantil al que accedió el individuo con su perro, de grandes dimensiones, con el bozal “en el cuello. Se lo recriminé y me dijo de todo”, afirma la vecina, que ratifica el comportamiento violento de El 'Troll' y advierte que “esto está llegando a un extremo que algún día pasará algo como no se pongan soluciones”.

En Santa Ana, donde esta persona es muy conocida, afirman que “hay miedo”. “El otro día robó en una furgoneta donde había una televisión. Un vecino lo vio y se lo dijo al propietario, que habló con él para que le devolviera las cosas. Al final tuvo que pagarle 10 euros por su propia televisión para no tener problemas”, lamentan desde la asociación vecinal. “Otro día también quiso robar en un supermercado y las tuvo con el dependiente”, añaden.

Clara admite que de un tiempo a esta parte, y según a qué horas, “da miedo” estar en la calle. “Mira que yo no suelo ser una persona que me den miedo las cosas, pero este tipo de personas sí. Y eso que esta es una barriada buena, yo bajo una cuesta y ya estoy en el Ayuntamiento, a dos minutos del centro de Chiclana, con la ermita de Santa Ana que es de lo más conocido del pueblo… Aquí hay gente trabajadora y normal, pero hemos tenido la mala suerte de tener a esta persona por aquí”.

Desde la Asociación de Vecinos Ermita de Santa Ana ya han remitido un escrito al Ayuntamiento, solicitando una reunión formal con algún miembro del gobierno local para tratar este tema e intentar que se refuerce la presencia policial que algunos vecinos dicen que es “nula”. Desde el Ayuntamiento chiclanero señalan a lavozdelsur.es que darán una pronta respuesta a este medio para dar su versión de los hechos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído