El cambio climático merma y alarga la producción de algodón en Cádiz: "Si sigue lloviendo seguiremos hasta Navidad"

Bulbos Ornitogalum Saundersiae
Bulbos Ornitogalum Saundersiae

Primero por el mal tiempo de comienzos de año y ahora por las lluvias, lo cierto es que el algodón de 2018 se está haciendo esperar, haciendo de ésta una campaña inusual y un tanto extraña para los agricultores.

Las especiales condiciones meteorológicas de este año no han sido favorables para el cultivo ni en su fase inicial. Las abundantes lluvias de marzo, y también las posteriores de abril, obligaron a realizar la siembra más tarde de lo habitual, lo que conllevó un retraso en el desarrollo fenológico. Por otro lado, las suaves temperaturas del verano, exceptuando contadas olas de calor, han condicionado un escaso y lento desarrollo de la planta, cuando lo ideal para este cultivo son las elevadas temperaturas de los meses estivales para que la plántula crezca rápido.

En este sentido, COAG Cádiz quiere destacar que la integral térmica ha sido la más baja de los últimos años. Estas circunstancias han provocado que el algodón se encontrara muy atrasado fenológicamente este año.

Tampoco está acompañando el tiempo en la recolección. Si a finales de septiembre ya hablábamos de un retraso considerable de la cosecha en la provincia de Cádiz, en estos momentos hay que sumar además la ralentización provocada por las últimas lluvias, que está paralizando la recolección el algodón, que se está haciendo de manera intermitente.

Cápsulas de algodón. FOTO: COAG.

De hecho, las máquinas cosechadoras trabajan a destajo día y noche para recoger todo el algodón posible los días secos. Pero aún resta una parte importante de algodón en la mata, tanto en la Campiña como en Costa Noroeste, alguno porque aún está en verde, muy retrasado, y otros a la espera de las cosechadoras y de que se vaya la lluvia.

En este sentido, Juan Márquez, presidente de la Cooperativa Agrícola ‘La Florida’, de La Barca, ha comentado que “si sigue lloviendo, estaremos cogiendo algodón en Navidad”.

Esta cooperativa, que solo recolecta algodón de sus socios (todos de la zona), tiene que cosechar un total de 260 hectáreas, “que este año darán una producción aproximada de 800.000 kilos de algodón, algo inferior al año pasado”, explica Juan Márquez, quien calcula que, de manera aproximada, a la cooperativa aún le queda por recoger un 20 por ciento del algodón de esta dilatada campaña.

Por su parte, José Luis Ibáñez, responsable de Algodón de COAG Andalucía y secretario de organización de COAG Cádiz, ha manifestado respecto a esta campaña que “no ha habido muchas plagas ni enfermedades, así que a pesar de los atrasos, se espera que en general ésta sea buena cosecha en Andalucía”. Según el aforo oficial, se llegará a las 201.495 toneladas. Se han sembrado 65.067 hectáreas a un rendimiento medio de 3,097 kilo por hectárea. “A día 27 de octubre –dice Ibáñez– las entregas de algodón en Andalucía ascienden a 137.000 toneladas”.

Una imagen durante de la cosecha del algodón. FOTO: COAG.

Por provincias, en esta campaña se han declarado en la solicitud única de la PAC 65.280,7 hectáreas, siendo la distribución la habitual, con casi 42.000 hectáreas en Sevilla, con un rendimiento de 3.226 kilos por hectáreas, un poco más de 4.600 en Córdoba y Jaén (rendimientos esperados 3.025 kilos por hectáreas y 2.723 kilos por hectáreas respectivamente) y casi 14.000 hectáreas en Cádiz (13.805 hectáreas). Se espera un rendimiento de 2.882 kilos por hectáreas. Buena parte del algodón se encuentra en Producción Integrada.

Asimismo, el responsable del sector en COAG Andalucía ha destacado que ha sido importante la autorización del uso del ‘tidiazurón’ en un año con retraso por lluvias y bajas temperaturas, “por lo que la precocidad que da esta sustancia ha sido determinante”.

Por último, destacar que el sector algodonero genera más de 600.000 jornales y 2.500 empleos fijos en Andalucía, mientras que las exportaciones representaron 67 millones de euros. Según datos de la Junta de Andalucía, nuestra Comunidad se ha afianzado en el último año como una exportadora neta de fibra de algodón con la venta al exterior de 46.015 toneladas. Paquistán, Marruecos, Indonesia y Vietnam son los principales destinos de una producción que, dentro de la UE, también tiene mercado en Grecia, Alemania y Francia. Esta circunstancia ha tenido una incidencia directa en la evolución de los precios, que han registrado una gran subida desde el año 2005 para estabilizarse en los últimos ejercicios y rondar en 2017 los 50 euros por cada 100 kilogramos de algodón bruto sin desmotar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído