El alcalde de Chipiona, tras su baile: "No va a volver a ocurrir, pido disculpas, perdón y lo siento"

Aparcero señala que fue un descuido, que está pasándolo mal y que pagará una multa de forma voluntaria

Luis Mario Aparcero, alcalde de Chipiona.
Luis Mario Aparcero, alcalde de Chipiona.

El alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, ha ofrecido una declaración institucional desde la TV municipal para pedir disculpas por "los últimos minutos" de "un evento privado" en el restaurante AWA de la localidad, en un momento grabado sin mascarilla bailando el Que viva España. Según ha señalado, estuvo con la mascarilla "el 95% del tiempo" y ha cometido "un error", por lo que se ha puesto en contacto con la Policía Local para pagar una multa por su comportamiento.

Eso sí, Aparcero ha recelado de buena parte de las críticas recibidas. A su juicio, "la noticia" debió ser que "vinieron empresarios holandeses de alto standing a Chipiona", con motivo de un evento de vehículos antiguos. "Algunos de ellos van a volver. Podrían elegir otro lugar, y han elegido Chipiona". Así, ha destacado el trato en el establecimiento y ha destacado que la noticia habría sido que el alcalde "estaba allí, atendiéndoles, contactando, ofreciendo hospitalidad". 

Aparcero, en el vídeo.

"Pero lo que importa son los últimos minutos del evento. Es un evento privado en un restaurante. Todos, con PCR y vacunados, de Holanda y Alemania. El alcalde está vacunado. El público no tenía acceso a ese espacio", señalaba. Sin embargo, no quería "poner excusas. Me siento afectado. Por la repercusión mediática, en redes sociales y el morbo que genera el alcalde bailando, el alcalde que aconseja las medidas de seguridad. No hay excusa ni justificación para lo que hice. Quiero pedir perdón. Sé que me he equivocado. Asumo todas las consecuencias", añadía.

Por eso, se ha puesto en contacto con la Policía Local "para que se me sancione y pagar la sanción de forma voluntaria. La Policía estuvo allí. Un descuido lo puede tener cualquiera. No le deseo la situación en que me encuentro a nadie. Y haberlos, haylos. Pero como máximo representante, no solo debo ser ejemplar, sino tener la conducta más ejemplar y más perfecta. No ha sido así. No he tenido la conducta que me habría gustado tener. No quiero privilegios, pido disculpas".

La intervención del alcalde de Chipiona.

Todo ello, aseguraba, cuando ha estado "al pie del cañón por la pandemia. Siempre he solicitado que se cumplan las normas. Que no le sirva a nadie de excusa mi mal ejemplo. Espero que esto se convierta en una lección de que puede ocurrirle a cualquiera. No va a volver a ocurrir, pido disculpas, perdón y lo siento". Pero ni se plantea marcharse: "No me va a quitar las ganas y la energía que traje a Chipiona para cambiar la ciudad. Seguimos trabajando con más fuerza".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído