Agredir a un profesional sanitario puede ser castigado con hasta tres años de prisión

Un pasillo del Hospital de Puerto Real, en una imagen de archivo. FOTO: CLAUDIA G. ROMERO.
Un pasillo del Hospital de Puerto Real, en una imagen de archivo. FOTO: CLAUDIA G. ROMERO.

El SAS activa un plan de prevención de agresiones en el Hospital de La Línea después de que un paciente atacara a una auxiliar de enfermería en el área de Urgencias.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) activó a última hora de la tarde de este pasado martes su Plan de Prevención de las Agresiones en el Hospital de La Línea ante un episodio de violencia por parte de un paciente a una auxiliar de enfermería en el área de Urgencias. Según informa la Junta en un comunicado, este protocolo incluye una primera asistencia sanitaria, así como respaldo jurídico y psicológico por parte de la Administración sanitaria.

De esta manera, la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, el Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar y el propio equipo directivo del Hospital de La Línea desean mostrar su solidaridad y apoyo a esta profesional que ha sufrido, en el ejercicio de su labor, una agresión física, por parte de un paciente, que fue detenido. Asimismo, la afectada ya ha cursado la correspondiente denuncia. De hecho, en la mañana de este miércoles, tanto el personal como el equipo directivo se han concentrado para condenar este grave incidente.

Pese a que en el momento de los hechos había vigilantes de seguridad en la zona, que actuaron de inmediato, nada pudieron hacer por evitar esta situación; igualmente, antes de producirse el incidente se dio aviso desde el hospital a la Policía Nacional de que un paciente estaba demostrando una actitud muy agresiva. La agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión.

Por todo ello, la Consejería de Salud condena cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario, recordando que bajo ningún concepto o circunstancia puede justificarse este tipo de actuaciones; al igual que desea mostrar públicamente su solidaridad con los compañeros afectados.

Cabe recordar que el SAS pone a disposición de sus trabajadores un plan de prevención con el objetivo prioritario de reducir las posibles agresiones incorporando, además de un protocolo de actuación con asistencia jurídica y apoyo psicológico, una serie de herramientas tales como cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas, adaptaciones de locales y ubicación de profesionales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído