Vía libre a la obra que permitirá la apertura al tráfico de San Blas

captura_de_pantalla_2016-11-19_a_las_2.52.02.png
captura_de_pantalla_2016-11-19_a_las_2.52.02.png

La Junta de Gobierno Local aprueba la licencia de las obras que llevará a cabo la propiedad de la finca sita en dicha vía del barrio de San Mateo que permitirá eliminar sus puntales.

La Junta de Gobierno Local, presidida por la alcaldesa, Mamen Sánchez, ha aprobado la licencia de las obras que llevará a cabo la propiedad de la finca de la calle San Blas números 6, 8, 10 y 12, cuya fachada permanece apuntalada desde hace seis años por motivos de seguridad, impidiendo el tráfico de vehículos y peatones.

El proyecto, que fue informado favorablemente por la Comisión Local de Patrimonio celebrada hace escasas fechas, tiene por objeto el desmontaje del sistema de apuntalamiento actual de la fachada que ocupa la vía pública para su posterior instalación en el interior de la finca, eliminando de esta forma los dados de hormigón que impiden la circulación en la calle, por lo que se podrá reabrir al tráfico una vez concluya la obra y se garantice la estabilidad de la fachada y la seguridad en la vía pública.

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, Francisco Camas, ha mostrado su satisfacción de que “por fin hayamos conseguido concluir este expediente que se llevó algún tiempo bloqueado, dando así respuesta a las continuas demandas de los vecinos del entorno”. El teniente de alcaldesa ha subrayado el “fuerte impulso que le hemos dado a este tema en los últimos meses  gracias a los contactos que hemos mantenido con la propiedad y al trabajo realizado desde el área de Disciplina Urbanística, que han dado como resultado que, al final, sus propietarios asuman sus deberes urbanísticos y ejecuten las obras correspondientes”.

Cabe recordar que este antiguo inmueble fue objeto de una demolición en su día –con la excepción de la fachada, que está catalogada- para la construcción de una promoción de viviendas que no se llegó a ejecutar. Debido a la inestabilidad de su fachada, la finca fue apuntalada de forma provisional, cumpliendo una orden de ejecución dictada en su día desde Urbanismo, hasta que dieran comienzo las obras de nueva edificación.

Finalmente, los propietarios del inmueble han asumido el cumplimiento de  sus deberes urbanísticos y han presentado a Urbanismo el proyecto que se le venía demandando.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído