10259541_688383071218008_1323670948_n.jpg
10259541_688383071218008_1323670948_n.jpg

Unas 3.000 familias jerezanas han solicitado en lo que va de año ayuda al Ayuntamiento para afrontar el pago del recibo del agua. La demanda de bonificaciones se ha disparado algo más de un año después de la privatización de Aguas de Jerez y, aunque el gobierno local no ofrece los datos comparativos, a juicio de la alcaldesa, María José García Pelayo, esta circunstancia no tiene nada que ver ni con la referida privatización, ni con un aumento de la pobreza en el municipio. Simplemente, ha dicho en declaraciones recogidas por Radio Jerez, "estamos informando mucho mejor de que existe esa bonificación, informamos mucho mejor de la posibilidades y de los derechos que tienen los ciudadanos".

Solo entre enero y abril de este año se concedieron 1.665 ayudas de compensación, un total de 1.367 ayudas más que en el mismo periodo de 2013 ya que entonces se concedieron 289 ayudas. A mediados de abril pasado -últimos datos oficiales-, el gobierno municipal había ejecutado en los cuatro primeros meses de este año un presupuesto de 258.812 euros en ayudas compensatorias de recibos de agua, que es más que todo el presupuesto gastado durante 2013, el cual ascendió a 252.497 euros. Tan sólo en el periodo comprendido entre el 1 enero y 11 de abril, según informó entonces el propio Ayuntamiento, se incrementaron estas ayudas en un 526,65% respecto al mismo periodo de 2013. La diferencia es que antes este dinero se dejaba de ingresar en las arcas municipales mientras que ahora sí o sí va a parar directamente a la cuenta de Aqualia (Aquajerez), que pase lo que pase sí recibe las aportaciones de esos hogares con mayores dificultades económicas.

El pasado 25 de enero, en plena crisis por la oleada de cortes de abastecimiento emprendida por Aqualia, la empresa adjudicataria tras el proceso de privatización de Aguas de Jerez emprendido por el gobierno local del PP, la alcaldesa declaró: “Ahora mismo hay en Jerez 7.183 contratantes con problemas para pagar el recibo del agua”. Aquajerez, la empresa que gestiona el ciclo integral del agua en Jerez tras la privatización emprendida por el gobierno local del Partido Popular y que pertenece al grupo FCC, inició a principios de año una campaña para cortar el suministro a los usuarios que tuvieran deudas. Esta oleada de cortes afectó a unos 300 hogares jerezanos.

Enrevesadas condiciones de acceso a la bonificación

En cualquier caso, pese a esa prolija información de la que alardea la regidora popular, las condiciones de acceso a esas bonificaciones no son ni mucho todo lo sencillas que pudiera pensarse. Como ya publicó LVDS Jerez a finales de enero pasado, a las personas en “situación económica desfavorable” se les podrá reducir un 90% la factura del agua, una reducción que deberá estudiar la delegación de Asuntos Sociales y para la que hay que presentar multitud de documentos e ingresar en una lista de espera. Ahora bien, para familias numerosas la rebaja en la cuota variable del abastecimiento es del 2,5% a partir del quinto miembro.

Para ello, todos los miembros de la unidad familiar deben estar empadronados en el mismo domicilio y tener el título de familia numerosa. A partir de seis miembros, y siempre cumpliendo estas condiciones, la reducción sería del 5%, y del 7,5% en el caso de familias con siete miembros. La rebaja en la cuota de la recogida de basura es del 10% para familias con cinco miembros, del 20% para las de seis y del 30% para las de siete. A los pensionistas, siempre y cuando no reciban rentas superiores a 800 euros y sean mayores de 65 años, se les rebajará un 25% en la tasa de basuras. Como reza en el documento consultado por este medio, para acogerse a estas bonificaciones, “en todos los casos se deberá presentar acta de la comunidad de propietarios donde se recoja el acuerdo, firmado por el presidente y secretario de la misma, con el compromiso de que los vecinos afectados se verán beneficiados en la cuota de la comunidad”. Eso sí, las bonificaciones por familia numerosa y para pensionistas son incompatibles entre sí.

El protocolo de actuación previsto por el Ayuntamiento y Aqualia a raíz de la oleada de cortes de suministro, "establece que la empresa remitirá la información con las facturas en gestión de cobro por impago a la delegación de Bienestar Social con suficiente antelación para poder actuar". Como informó el Ayuntamiento en su momento, "los técnicos municipales comprobarán estos datos, de forma que se pueda determinar, previo informe de los servicios sociales, las personas que se pueden acoger a una bonificación como paso previo para evitar posibles cortes en el suministro".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído