Un pleno histórico: el primero de forma telemática y con psicofonías

La crisis del Covid-19 obliga al Ayuntamiento de Jerez a celebrar por videoconferencia una sesión protagonizada por los problemas técnicos y en la que no faltan los reproches a la gestión municipal

La alcaldesa Mamen Sánchez, durante los minutos de silencio del pleno telemático. FOTO: MANU GARCÍA
La alcaldesa Mamen Sánchez, durante los minutos de silencio del pleno telemático. FOTO: MANU GARCÍA

Es inevitable empezar la crónica del primer pleno telemático de la historia del Ayuntamiento de Jerez comentando la calidad del sonido de la retransmisión. O, mejor dicho, la pésima calidad. Iker Jiménez tendría para varios programas analizando esas especies de psicofonías virtuales que han eclipsado la emisión. Desde luego, soportar algo más de dos horas y media con ese sonido constante, e irritante, de fondo es algo que no ayuda a hacer atractivo el formato. El trabajo técnico y humano de los trabajadores municipales —incluyendo a los de televisión pública Onda Jerez— no es el problema, sino los medios obsoletos con los que cuentan desde tiempos inmemoriales, que no hacen justicia al esfuerzo empleado.

Si durante la celebración de las sesiones presenciales era habitual ver a concejales pelearse con los micrófonos del salón plenario, que a veces juegan malas pasadas, en esta ocasión hay a quien se le fue la pantalla a negro, quien votó en contra de su propio partido y quien se lió en el recuento de las votaciones, por la dificultad para apuntar las manos levantadas en la multipantalla instalada en la sala U del Ayuntamiento. En ella solo estaban la alcaldesa Mamen Sánchez, los tenientes de alcaldesa José Antonio Díaz, Francisco Camas y Laura Álvarez, el secretario municipal y algunos empleados de la sección de informática y la televisión pública.

La multipantalla permite ver, aunque solo sea una pequeña parte, las viviendas de los ediles de la Corporación, algunos de los cuales hasta prepararon su propia escenografía. En este sentido se lleva la palma Rafael Mateos, del PP, cuyo fondo lo ocupa una bandera de España con crespón negro, en memoria de las víctimas por Covid-19. Los concejales populares, y también los de Ciudadanos, optan por vestir traje de chaqueta. Otros, como el portavoz de Adelante Jerez, Raúl Ruiz-Berdejo, aprovecha para reivindicar una escuela pública de calidad vistiendo una camiseta de la Marea Verde. Cuestión de gustos. E ideologías, claro.

La sesión empieza con silencio, tres minutos para honrar a los fallecidos por coronavirus en la ciudad. A estos vecinos y vecinas se les homenajeará públicamente “cuando la vida vuelva a la normalidad”, en palabras de la alcaldesa Mamen Sánchez. O la “nueva normalidad”, como diría el presidente Pedro Sánchez. “Juntos estamos venciendo al Covid-19 y vamos a emprender el camino para un futuro que será difícil”, advierte Sánchez, la regidora, que da las gracias a los jerezanos y a las jerezanas por su comportamiento durante el confinamiento.

El pleno tiene solo ocho puntos en el orden del día, la mayoría para aprobar modificaciones de crédito del Presupuesto municipal para, entre otras cosas, destinar 1,3 millones de euros del fondo de contingencia a pagar facturas atrasadas a autónomos y pymes de Jerez; para arreglar una fuente y un servicio de transporte; o para encarrilar la segunda fase del conocido como proyecto de iluminación singular del centro histórico. El cambio del festivo local del 11 de mayo —el que iba a ser lunes de Feria del Caballo— al 9 de octubre —día de San Dionisio, patrón de la ciudad—; y la modificación del PGOU para avanzar en el proyecto privado de construcción de viviendas en un casco bodeguero del centro, completan el menú.

Para el final queda la comparecencia de la alcaldesa, con la correspondiente réplica de la oposición. “Estamos comprobando cómo esta crisis nos está haciendo mejores personas a todos, está sacando lo mejor de nosotros mismos”, comienza Mamen Sánchez, quien habla del personal sanitario, las trabajadoras de ayuda a domicilio, el personal de limpieza o la plantilla municipal. Parece claro que los Premios Ciudad de Jerez de este año, se celebren cuando se celebren, reconocerán la labor de los que estuvieron en primera línea de lucha contra el Covid-19. “El Ayuntamiento es parte fundamental de la respuesta y la solución a esta crisis”, apunta Sánchez, quien enumera algunas de las medidas puestas en marcha por la maquinaria municipal, como el dispositivo de recogida y reparto de alimentos del pabellón Kiko Narváez, el diálogo con sectores estratégicos del tejido empresarial de la ciudad o el refuerzo de limpieza y desinfección en dependencias municipales.

“Ya empezamos a trabajar en el día después”, señala la regidora, quien habla de que los servicios sociales han atendido a más de 2.200 vecinos y vecinas de Jerez desde el inicio del estado de alarma. Y se dirige a la oposición para afirmar: “Nos tenemos que fiar de lo que está en la mano de estos 27 concejales, no seamos ilusos, lo que venga de fuera está bien —por sus palabras no confía mucho en Junta de Andalucía o Gobierno central—; pero debemos estar juntos y unidos, a la altura de las circunstancias”. La respuesta del resto de grupos políticos de la Corporación —virtual— incluye más reproches que alabanzas por la gestión municipal.

“La prioridad deben ser los servicios sociales, asegurar suministros básicos, y en ese sentido la gestión del gobierno ha sudo insuficiente, no llega a suficientes familias y la cuantía es insuficiente”, expone Ángeles Kika González, portavoz de Ganemos Jerez. “Tenemos que reforzar los servicios sociales con más trabajadores para llegar a más gente”, añade, y al mismo tiempo aprovecha para criticar el inicio de las obras de asfaltado en el eje Corredera-Esteve. “Lo han hecho porque no podemos evitar que se haga”, critica. Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz de Adelante Jerez, cree que “esta crisis ha vuelto a poner de manifiesto el carácter estratégico del sector alimentario” y que debe servir para “exigir la derogación de la Ley Montoro —Ley de Bases de la Administración Local—“ y así “ganar en autonomía”. Y manda un mensaje a la alcaldesa: “Le invitamos a que trabajemos para poner a nuestro pueblo por encima de la deuda; primero se come y luego se paga la hipoteca”.

“El modelo falla, esta ciudad está enferma, sin vacuna y parece que a nadie le importa. La situación es jodidamente alarmante. A ver qué hacemos para que los vecinos coman tres veces al día”, expone Ángel Cardiel, coportavoz de Adelante Jerez, quien no cree que de esta crisis recién iniciada se vaya a salir “solo volviendo a llenar los bares y las playas”, fomentando la proliferación de trabajos precarios. “La vida si no es comunitaria no es vida ni es nada, vamos a construir, a construir, a construir”, concluye.

Para Manuel Méndez, portavoz municipal de Ciudadanos, lo primero es dar el pésame a las familias de los fallecidos y las gracias a los trabajadores de “servicios esenciales”. “Por supuesto que participaremos en la mesa de seguimiento del Covid-19”, anuncia, “aunque nos hubiera gustado que se pusiera en marcha desde el minuto cero”. Méndez cree que es momento de “huir de demagogia y de utilización partidista de la situación”. Aquí aprovecha para criticar las imágenes difundidas por el PSOE gaditano para presumir de la distribución de mascarillas desde Diputación de Cádiz. “Cosas como estas sobran, esas mascarillas se pagan con los impuestos de los gaditanos”.

La idea del pleno telemático es “contraproducente”, opina Antonio Saldaña, portavoz del PP, quien cree que “la gente está cansada de ver a los políticos hablar y llenarse la boca con proyectos”. “El pueblo está ayudando al pueblo”, agrega, “la gente está preguntándose si habrá test para todo el mundo; si vamos a comprar alimentos directamente; si vamos a poner a disposición de los ciudadanos de Jerez una oficina para que se informen de todas las medidas…”. Hasta cita a Einstein: “En los momentos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”. “Usted ni ha tenido imaginación ni ha tenido conocimiento. Usted no es una líder”, le espeta a la alcaldesa.

“No puede ocurrir como en 2008, cuando se dejó a muchos ciudadanos en el andén”, dice el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz durante su intervención. “Es lamentable la actitud de Saldaña, porque no contribuye a la unidad y la cooperación que debemos tener los grupos políticos”, añade. “Vive en el País de Nunca Jamás, no sé si es Garfio o Peter Pan”. La alcaldesa termina admitiendo que la ayuda municipal debe ampliarse —se ha atendido a más de 1.900 familias que antes no acudían a los servicios sociales— y agradeciendo el trabajo a los técnicos municipales, a los informáticos y a los empleados de Onda Jerez su trabajo para “hacer posible que estemos conectados”. Ya solo falta que tengan medios dignos para ello.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído