captura_de_pantalla_2016-06-23_a_las_19.53.25.png
captura_de_pantalla_2016-06-23_a_las_19.53.25.png

Salud inicia el trámite de audiencia de la orden que garantizará los plazos de respuesta quirúrgica para la reconstrucción mamaria asociada al cáncer.

Por fin parece que la presión de las mujeres mastectomizadas surten efecto y se pasa del mero anuncio a la acción. La nueva norma que garantizará los plazos de respuesta quirúrgica para los procesos de reconstrucción mamaria ligados al cáncer de mama inicia el viernes 24 de junio su trámite de audiencia, que estará abierto quince días y en el que se abre la posibilidad de examinar la norma y formular alegaciones a sociedades científicas, colegios profesionales, sindicatos, asociaciones de consumidores y asociaciones y federaciones de mujeres afectadas. A principios del mes de junio, el consejero de Salud, Aquilino Alonso, anunciaba en el Parlamento andaluz que la norma tenía prevista su aprobación "antes de que finalice el verano”. 

El Sistema Sanitario Público de Andalucía garantiza con esta orden la reconstrucción mamaria postmastectomía debida al cáncer de mama, que debe realizarse en el seno de equipos multidisciplinares que planteen con la paciente la estrategia a seguir en función de su tumor, las características personales y sus deseos sobre reconstrucción mamaria, teniendo en cuenta las posibilidades reconstructivas y cuáles de ellas parecen adaptarse mejor a su caso específico. 

Antes de la redacción de la presente orden se han desarrollado una serie de actuaciones previas en las que se ha contado con los profesionales constituidos como grupo de expertos, que han estudiado y analizado rigurosamente la viabilidad de esas acciones, aportando desde el punto de vista clínico para especificar la oferta de servicios incluida en el procedimientos de garantía, la definición del cronograma médico-quirúrgico de los procedimientos y la elaboración del contenido de la información de estos procesos dirigida a las mujeres mastectomizadas.

Con la aplicación de la nueva norma las esperas para colocarles los expansores de los tejidos, que es la primera fase de la reconstrucción mamaria antes de implantarles la prótesis, deberá acortarse. En la actualidad se prolonga hasta dos años, pesar de las consecuencias que puede acarrearles la demora al no ser recomendable permanecer con ellos más de seis meses.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído