IMG_5133-copia
IMG_5133-copia

El CD Jerezano La Gaditana, que juega en la ciudad con el escudo del Cádiz, forma a jugadores para las categorías inferiores del equipo amarillo gracias a un acuerdo de colaboración suscrito entre ambas entidades. Tras dos 'mudanzas', se quejan del campo que les han cedido para entrenar, sin vestuarios y con un cañaveral cercano por el que pasan ratas.

"¡Intensidad!", pide uno de los entrenadores a los pequeños jugadores que se ejercitan en el campo de fútbol de La Marquesa, pasando el colegio del mismo nombre y un parque en el que juegan niños pequeños. Son las cuatro y media de la tarde, hora de comienzo del entrenamiento, y en la puerta se agolpan los padres (y sobre todo madres) de los jugadores, que esperarán pacientes a que terminen de entrenar en un lateral del campo. A falta de bancos, ellas mismas se llevan sillas plegables para aguantar las dos horas y media que les quedan por delante. Dentro, el alevín B y el equipo benjamín comienzan a correr alrededor del campo para calentar antes de que comience a rodar el balón. El equipo viste de negro y amarillo y en su nombre lleva dos términos que a muchos les pueden resultar chocantes: Club Deportivo Jerezano La Gaditana.

El equipo, creado en noviembre de 2013, se ha estrenado en competición esta temporada y juega como local en Jerez con escudo del Cádiz. ¿Les ha ocasionado algún problema? "Ha creado un poco de recelo en algunos clubes, sobre todo en los más fuertes de Jerez, incluso varios presidentes me han preguntado que por qué estamos en Jerez si jugamos con la camiseta del Cádiz", dice Juan Luis Cortijo, gerente y director deportivo del club. Cortijo fue uno de los propulsores de La Gaditana. Era ojeador del club cadista y tras una conversación con el responsable de la cantera del Cádiz decidió inscribir al equipo y comenzar a buscar jugadores. El objetivo no es otro que "sacar buenos jugadores para que puedan acceder a la cantera del Cádiz". El hecho de que ahora mismo no exista ningún equipo de la ciudad en categoría nacional inspiró a Cortijo a impulsar el proyecto que hace tiempo que tenía en mente. "Clubes como el Sevilla o el Betis, que tienen más recursos, se llevan a jugadores de la provincia", de ahí que su idea sea darles una oportunidad en un club de aquí y evitar que emigren. 

Pero el camino no está siendo nada fácil. Comenzaron entrenando en la pradera hípica de Chapín, pero las malas condiciones del terreno y la escasez de material ("pusieron porterías porque nos quejamos", dice Cortijo) hizo que tuvieran que buscarse otro campo. Allí incluso se lesionaron varios jugadores. Fue en Picadueña donde la delegación de Deportes les encontró un hueco todos los viernes, pero el comienzo de las obras para instalar césped artificial en el campo y el hecho de que un club de la zona programara sus partidos para ese día hizo que ni siquiera llegaran a estrenarse allí y tuvieran que mudarse de nuevo. Ahora, en La Marquesa, se quejan de las condiciones del campo. Las porterías no tienen redes, hay un cañaveral en un lateral por el que campan ratas y conejos a sus anchas y no tienen vestuarios ni aseos. "Hasta traemos y llevamos el material deportivo cada vez que entrenamos", apunta Cortijo. Al lado del campo, los niños que juegan en el parque anexo ven cómo caen balones cerca suya, ya que las vallas que rodean las instalaciones son muy bajas.

"Hemos visto hasta un hombre cazando con una escopeta a pocos metros del campo... Aquí no se está cómodo", dice Adelaida Herrera, madre de Pablo, un joven de 10 años jugador de La Gaditana y que asegura ser seguidor del Cádiz y del Barcelona. "Entre ellos no hay rivalidad", asegura la madre del pequeño, aunque sí matiza que ha habido alguna ocasión en la que un rival se ha quejado de que lleven el escudo del Cádiz jugando en Jerez. "Pero es el fútbol", dice. Los jugadores que componen el club no solo son de Jerez, sino que vienen desde otras poblaciones de la provincia como Rota, Algodonales o de las distintas pedanías de la ciudad.

"La mayoría de los niños son xerecistas y seguirán siéndolo", apunta Cortijo, que asegura que gracias al acuerdo de colaboración que tienen con el Cádiz ("no somos un filial", puntualiza) muchos han podido comprobar "cómo es el trabajo de una cantera" y están ilusionados por progresar en las categorías inferiores del club amarillo. Incluso van a entrenar a la ciudad deportiva cadista y hasta al Carranza de vez en cuando. El club se sostiene por la ayuda del Cádiz (que les aporta material) y por las cuotas de los padres de los jugadores. "Gracias a ellos es posible que este club exista, somos como una familia", apunta el director deportivo de La Gaditana. Para el año que viene ya preparan un equipo sénior femenino y aseguran que seguirán "luchando" para preparar futuros jugadores de fútbol. Para los escépticos, Cortijo aclara: "Yo siempre he sido xerecista y seguiré siéndolo toda mi vida".

Sobre el autor:

Francisco Romero

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído