Padres de los CEIP Lomopardo, La Paz y La Ina protestan delante del Ayuntamiento: "Que conozcan todos nuestros problemas".

Más de 50 miembros de la Ampa y padres de los tres colegios de la ciudad más afectados por el cambio de líneas que se implantará el próximo curso se concentran, protagonizando una sonora manifestación, en las puertas del Ayuntamiento. El CEIP Nuestra Señora de La Paz está presente con sus ya tradicionales carteles que reflejan la unión entre su colegio y el IES Seritium, instituto con el que dejarían de tener conexión para estar vinculados ahora con el IES Padre Luis Coloma. El CEIP Lomopardo se pronuncia con un pequeño grupo de madres que agitan con garbo su pancarta para que el único colegio que concentra alumnos de ocho barriadas rurales (Cañada de León, Palomar, Rajamancera, La Ina, Las Pachecas, El Mojo, El Bardío, Lomopardo, Albarizones y Finca del Toro) mantenga su conexión con el IES Fernando Quiñones y no se desplacen casi 40 kilómetros más para ir a La Barca. El CEIP La Ina se encuentra en la misma situación que éste último.

Estos tres centros escolares se unen para mantener un diálogo con el gobierno municipal con el objetivo de que el cambio de líneas, diseñado por la delegación territorial de Educación de Cádiz, se paralice por completo y se estudie una alternativa que no "vulnere los derechos fundamentales" de las familias de dichos colegios. El principal problema con el que se encuentran los padres es la distancia que tendrán que recorrer los alumnos para poder asistir a clase. Entre pitidos, algunas madres destacan que tienen a un hijo en el instituto Fernando Quiñones y ahora otro ingresará en La Barca. "¿Cómo me desplazo para llevar a cada uno si hay más de 20 minutos de diferencia entre ambos centros?", se pregunta Paqui Atalaya. "O yo por ejemplo, que no tengo coche y no hay un autobús para que mi hijo pueda llegar al Coloma", resalta una madre del CEIP Nuestra Señora de La Paz. Los padres del alumnado de los tres colegios se encuentran en las mismas vicisitudes, de ahí que juntos luchen por una misma causa.

José Manuel Estudillo, en representación de la Ampa del colegio La Paz se presentó en el último pleno municipal para hacer llegar a todos los partidos políticos la "terrible" situación en la que se encuentran todas las familias de estos centros. "El PSOE se abstuvo, pero los demás han comprendido que no es algo para tomar a la ligera. Queremos que miren por el pueblo y no por los intereses políticos", declara Estudillo. Algunas de las presentes comentan, en mitad de los ensordecedores pitidos, la postura de la teniente de alcaldesa, Laura Álvarez, responsable municipal de Educación, ante dicho asunto. "Ella dijo que qué más daría que los niños recorrieran más kilómetros en autobús. Claro, como a ella no le afecta. Que se venga a las barriadas rurales, que conozca todos nuestros problemas", comenta una madre. "¡Qué vergüenza!", espeta otra de ellas. 

"¡Laura sal, da la cara!", "¡Laura no está, Laura se fue, Laura pasando de los niños!", canta la manifestación. A la media hora de comenzar, desde el interior del Ayuntamiento aparecen dos asesores de la Alcaldía pidiendo que cuatro representantes de los diferentes colegios accedan al Consistorio con el fin de dialogar con ellos. José Manuel Estudillo, presente en la breve reunión, informa de que Álvarez desea citarse con ellos mañana mismo para explicarles las razones del cambio de líneas. "Esperamos que no nos diga lo mismo que se habló en el pleno, porque si no, no podremos avanzar nada. Necesitamos el apoyo de los representantes del pueblo", concluye. 

Las consecuencias de que se instaure el nuevo plan de la delegación, no son solo los diversos inconvenientes con los que se encuentran las familias, sino que los centros educativos también corren el riesgo de cerrar sus puertas. “Aquí en marzo las matrículas son muy bajas, y si perdemos la conexión con el IES Seritium, el colegio muere. La gente va a preferir matricularse en el CEIP Manuel de Falla o en El Cuco antes que venir a un colegio que está destinado al Coloma”, señalaron a este medio fuentes del CEIP Nuestra Señora de La Paz. La Ampa del centro educativo La Ina también aseguró, mediante un escrito, que la Junta “persigue el cierre del centro”. Ambos colegios han recibido una respuesta negativa por parte del delegado territorial de Educación en Cádiz, Juan Luis Belizón. Por otro lado, Estudillo destaca que el Defensor del Pueblo Andaluz está estudiando el caso. "¡Que se nos escuche, que escuchen al pueblo!", insiste una compañera. Los diferentes manifestantes aseguran que continuarán con las protestas y, que si el Ayuntamiento de Jerez no media, se movilizarán delante de la sede de la delegación territorial en Cádiz. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído