Técnicos municipales exigen ganar hasta 75.000 euros al año hasta su jubilación en el Consistorio

funcionarizacion_ayuntamiento-2.jpg
funcionarizacion_ayuntamiento-2.jpg

El sindicato ATMJ reclama al gobierno local que aplique el complemento personal transitorio (CPT) para determinados empleados públicos, un blindaje salarial durante el resto de su vida laboral e independientemente del puesto que ocupen.

A muchos ha sorprendido en los pasillos del Ayuntamiento que la Agrupación de Técnicos Municipales de Jerez (ATMJ), que mantuvo un enfrentamiento con el anterior ejecutivo del PP hasta el final del pasado mandato con numerosas interposiciones de demandas relacionadas con la gestión de los recursos humanos en el Consistorio, mantenga una beligerancia activa contra el actual gobierno local. Eso, pese a que una mayoría de afiliados de esta organización sindical fueron nombrados en puestos de jefatura y dirección tras el cambio de gobierno, e incluso vieron aumentados sus salarios en detrimento de una bajada generalizada para el resto de la plantilla municipal. Durante el pasado 2017, el gobierno municipal del PSOE aplicó un nuevo Plan de Ajuste, con reducción de sueldo para toda la plantilla. Sin embargo, y en paralelo, aprobó una subida de los sueldos contemplados en la RPT de todos los puestos técnicos, además de una subida de uno de los complementos, el llamado de destino, que benefició  a la mayoría de los técnicos laborales indefinidos, consolidando además a futuro el derecho a cobrar siempre, y como mínimo, esa cuantía que fija dicho complemento. Sin embargo, la ATMJ no se contenta con eso. El enfrentamiento contra el gobierno municipal pivota ahora alrededor de la exigencia de un complemento personal transitorio (CPT) que aseguraría a muchos de estos técnicos sueldos de hasta 75.000 euros hasta su jubilación, independientemente del puesto que ocupen en la estructura municipal.

Como se ha dicho, con el CPT se garantiza a sus beneficiaros unos sueldos de hasta 75.000 euros, como si se tratara de un derecho adquirido que cobrarían para siempre y estén en el puesto que estén. De esta manera, los sueldos que cobraban esos técnicos antes de la RPT, pretenden consolidarlos hasta la jubilación, una manera también de blindarse entre el gobierno que entre en el Ayuntamiento. A finales del año pasado, el gobierno municipal anunció a la ATMJ  que con las limitaciones presupuestarias existentes, se iba a dar prioridad a medidas que beneficien al conjunto de la plantilla (como la devolución de la paga extra de 2012, en la que ya está trabajándose), por encima de la aplicación del CPT, que sólo beneficia a un grupo reducido de técnicos. Incluir en la nómina este complemento supone añadir sobresueldos hasta la jubilación de más de 1.000 euros al mes, llegando en algunos casos a 2.500 euros mensuales, a sumar al sueldo que les corresponda, y siempre sin tener en cuenta si ocupan puestos de responsabilidad o no. En el Ayuntamiento hay unos 400 técnicos entre superiores y medios, mientras que del CPT se beneficiarían sólo unos 50, de los cuales unos 25 con cuantías superiores a mil euros al mes y cuatro con cuantías superiores a 2.000 euros al mes.

En el Ayuntamiento hay unos 400 técnicos entre superiores y medios, mientras que del CPT se beneficiarían sólo unos 50, de los cuales unos 25 con cuantías superiores a mil euros al mes y cuatro con cuantías superiores a 2.000 euros

Aunque la beligerancia de la ATMJ  contra el gobierno del PSOE, en una sorprendente unión con CGT, CSIF y SIP, se inició en mayo de 2017, pese a conseguir que el colectivo de técnicos fuese el gran benefeciado del cambio de gobierno, ahora parece que la negativa a aplicar este complemento  es lo que late detrás de la beligerancia contra el proceso de funcionarización que ha emprendido el ejecutivo socialista. Eso, pese a que los procesos de funcionarización anunciados por el gobierno municipal fueron solicitados desde hace años por la ATMJ. Sólo la negativa al CPT puede explicar la postura actual de la agrupación de técnicos y, más allá de la relaciones personales de sus máximos representantes, la alianza con CGT para atacar al gobierno del PSOE. Los técnicos nunca ha reconocido en público los beneficios que les ha reportado el cambio de gobierno, algo que  el resto de sindicatos critican, pero la ATMJ silencia. Hay que recordar que hasta hace unos años la guerra entre esta organización y CGT, que defiende a la mayoría del personal laboral del Consistorio, fue encarnizada. La central anarcosindacalista llegó advertir de que "la élite de los técnicos nunca recuperará sus privilegios", algo que ahora parece no importar con tal de desgastar en un frente común al actual equipo de gobierno.

De hecho, las bases de ambas organizaciones discrepan sobre esta alianza. En el caso de la ATMJ, este medio ha podido saber por boca de alguno de sus afiliados que "los técnicos somos conscientes que estamos mucho mejor que con el PP, en su mayoría con subidas retributivas (cuando el resto de la plantilla ha tenido bajadas), y ni entendemos, ni compartimos esta postura". De hecho, muchos afiliados han solicitado desde hace un año una convocatoria de asamblea de la ATMJ, sin que hasta el momento haya habido convocatoria alguna. "Esto está produciendo una fractura entre los dirigentes de la ATMJ  y las bases de afiliados", afirman. Y es que, por si fuera poco, la organización tiene el acuerdo tácito del ejecutivo de aplicar el CPT en un 50% en este año y en otro 50% el que viene, siempre y cuando hubiese disponibilidad presupuestaria.

Como se recordará, el gobierno Municipal del PP  aplicó una drastica bajada de sueldos a la mayoría de los técnicos municipales, en beneficio de colectivos como el de la Policía Local, que vio aumentadas sus retribuciones incluso por encima de la de la mayoría de los técnicos. Esto produjo entonces el fuerte enfrentamiento del sindicato de técnicos, ATMJ, que duró hasta el final del gobierno del PP. Con la llegada del PSOE al Consistorio, la situación del colectivo de técnicos municipales  empezó a dar un vuelco. Los técnicos de reconocida profesionalidad que habían abanderado la ATMJ  fueron nombrados en puestos de primer nivel, mientras que, según comentan las mismas fuentes, una mayoría de afiliados de la ATMJ fueron nombrados en puestos de jefatura y dirección.

Sobre el autor:

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y he coordinado la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído