Subvenciones municipales: "dedazo", "impunidad" y "pasividad ciudadana y política"

Tertulia Attac.jpg
Tertulia Attac.jpg

¿Dedazo a la hora de dar subvenciones municipales? ¿Pasividad política y ciudadana ante lo que se podría considerar un presunto delito? ¿Sería bueno dar forma a un organismo que velara por la calidad democrática en Jerez? Estas y más cuestiones surgieron durante la tertulia que Attac Jerez celebró en la tarde del jueves a raíz de la publicación en este medio del polémico reparto de subvenciones municipales a 351 asociaciones, sin concurso público y sin criterio alguno.

Con la participación de representantes de distintos colectivos sociales y vecinales, como Jesús Diosdado y Geli Sánchez de ASPO, Antonio Bernal, de Attac Jerez y José Barriga, de la federación de asociaciones de vecinos Unión Rural, entre otros, y moderado por el periodista de La Voz del Sur, Paco Sánchez Múgica, se abrió un interesante debate en torno a este tema, llegándose a varias conclusiones. De un lado, que falta criterio y transpariencia por parte del Ayuntamiento. En este sentido, Antonio Bernal, de Attac Jerez, consideró que "la primera pregunta que debe hacerse un Ayuntamiento es saber qué objetivos políticos tiene". Así, se razonó que lo subvencionable es aquello coherente con los objetivos políticos del partido que gobierne. Sin embargo, da la sensación que lo que busca, en este caso el PP, es "contentar a la gente".

También se habló de la "absoluta impunidad" del PP ante la falta de respuesta, tanto política como ciudadana. "Si aquí uno pusiera una demanda y tirara del hilo se les buscaría un lío", se llegó a escuchar. En este sentido surgió la auto crítica. "Los culpables somos nosotros que no lo denunciamos. La ciudadanía está adormecida", se comentó durante la tertulia, aunque también se habló de la falta de respuesta de la oposición. "Tienen los medios para hacer algo más. Si legalmente hay algo que se pueda hacer, ¿por qué ningún grupo de la oposición ha hecho ya algo?"

Otra de las conclusiones a las que se llegaron durante la tertulia es que el reparto de las subvenciones tiene que estar justificado. "Hay que exigir un mínimo de movimiento social a las asociaciones, que difundan temas sociales o cívicos", se comentó en este sentido. También se consideró que a las 351 colectivos beneficiados "se les ha contentado, y eso son votos".

Así y todo, también surgió alguna voz que puso en duda este supuesto clientelismo. "Si fuera verdad que todos los que recibieran subvenciones votaran al partido que se las da, seguiría gobernando Pacheco". Así que al final, medio en broma, medio en serio, se planteó el formar una herramienta ciudadana que luche "por la defensa de la calidad democrática". El tiempo dirá si la propuesta queda o no en el aire. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído