guada.jpg
guada.jpg

El sujeto, de unos 40 años, calvo y con ojos azules, le preguntaba "cuántos niños hay en tu cole". El padre de la menor señala que "nosotros le hemos dicho a ella que es como si hubiera visto a un señor desnudo en la playa, pero claro, esto es más raro".

Con el caso del pederasta de Ciudad Lineal (Madrid) todavía en caliente, en Guadalcacín un suceso, sin ser afortunadamente igual, pero con menores de por medio, ha inquietado a algunos padres de la pedanía.

Todo ocurrió la tarde del pasado viernes en las inmediaciones de campo de fútbol Antonio Fernández Marchán. Equipos de las categorías inferiores del Guadalcacín entrenaban sobre el césped artificial. Padres, madres y familias se encontraban en la grada disfrutando de las andanzas de los más pequeños, mientras que otros niños y niñas jugaban tanto dentro como fuera de las instalaciones.

Es entonces cuando un padre se percató de que un desconocido estaba hablando con su hija de 11 años mientras se masturbaba delante de ella. La voz de alarma cundió y el sujeto, de unos 40 años, calvo, con ojos azules y nariz aguileña, según la descripción de los presentes, salió huyendo para montarse en un coche de alta gama de color negro y huir del lugar.

Francisco García, padre de la menor de 11 años, señaló a este medio que el suceso ya está denunciado, y ya las fuerzas del orden están llevando el caso. De hecho, al día siguiente la Guardia Civil detuvo y pidió la documentación a una persona que presentaba rasgos del sospechoso, si bien fue una falsa alarma.

García afirma que, según relató su hija a la Policía, el presunto pedófilo le estuvo preguntando "si había muchos niños en su colegio". La policía, además, enseñó a la niña la foto de un sospechoso que presenta rasgos similares a los de esta persona, si bien la niña no se mostró muy convencida de que fuera el mismo.

Francisco ha intentado que la menor olvide el asunto. "Le hemos intentado explicar que lo que ha visto lo puede ver en la playa, aunque claro, esto es una cosa diferente y bastante más raro de entender". Ahora, en Guadalcacín, padres y madres de menores llevan varios días más pendientes, si cabe, de sus hijos, ya que el temor a que vuelva a aparecer por allí sigue instalado entre ellos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído