del-Valle-entrevista_0009-e1403795601619
del-Valle-entrevista_0009-e1403795601619

La entrevista se realiza frente al Ayuntamiento, cerca del edificio donde tienen su sede los grupos municipales, de donde sale fumando. Joaquín del Valle (Jerez, 1959) lleva más de una década siendo la cara más visible de Izquierda Unida en la ciudad, donde es portavoz de su formación desde 2003. "Más políticas de izquierda hacen falta en la ciudad", le comenta un jerezano antes de comenzar. "Dile a la alcaldesa que arregle las pocetas...", le espeta otro. Entre unas reivindicaciones y otras comienza la charla.

Hábleme de la decisión del Supremo respecto al ERE, ¿qué valoración hace del fallo?

Entendemos que es una sentencia política de una mayoría conservadora. Nadie puede negar la situación económica del Ayuntamiento, que no es nueva, y que efectivamente requería de adoptar medidas, pero que el Supremo inicialmente justifique la sentencia en motivos económicos parece cuanto menos ridículo. Nadie cuestiona eso, lo que cuestionó el TSJA es el procedimiento, los criterios de selección, que se había actuado de mala fe, que decía que era muy grave que una administración pública atentara contra los derechos fundamentales.

¿Puede haber otro ERE en el Ayuntamiento?

Bueno, ahora quedan los juicios individuales, por lo que habrá que esperar esa sentencia. Para nosotros lo importante del ERE es cómo lo planteó la señora Pelayo: Aquí quien manda soy yo y tengo que dar un golpe de autoridad y voy a hacerlo como me dé la gana. Ahí están los testimonios de los testigos en el TSJA. Cuando se anunció el ERE le pedimos una reunión a la señora Pelayo y creo que fue el 8 de agosto 2012 cuando estuvimos sentados con ella y con Saldaña, y le llevamos una propuesta económica de ahorro sin tener que llegar a la situación que se ha llegado. Una propuesta que valoraron las centrales sindicales, pero Pelayo no quería escuchar hablar de consenso, ni de llamadas a buscar soluciones. El PP ha empleado una política de ordeno y mando en lugar de utilizar el ERE, el convenio colectivo y la RPT para intentar buscar una solución global y consensuada, sumando voluntades. Lo que hizo fue utilizar esa herramienta para destruir la plantilla. Dejó tocada a la administración local en la prestación de los servicios. Lo dijimos a principios de legislatura, se daban las circunstancias para que el PP pusiese en práctica aquí las políticas que pretende llevar a cabo.

El año que viene hay elecciones, ¿se presentará de nuevo o cree que es hora de renovar las caras del partido? 

De momento hemos dado un paso importante en IU y que veníamos reclamando que las formas de funcionamiento tenían que cambiar. Ahí tenemos el caso de Antonio Maíllo, que como coordinador andaluz ha propuesto primarias abiertas. Lo bueno de eso es que se empieza y no hay marcha atrás, esos procesos también se van a dar en las municipales y espero que la asamblea de Jerez así lo decida y así se haga. A partir de ahí (se lo piensa), yo estoy y he estado siempre a lo que la organización decida. Lo que la asamblea de Jerez decida y tenga bien así haré. Sea concejal o no sea concejal, no voy a cambiar de patrón, si no fuera concejal me va a seguir pagando el Ayuntamiento de Jerez porque soy funcionario. IU intentará montar no sólo un candidato o una candidata sino una candidatura que sea capaz de ilusionar y dar respuesta a esa oportunidad que estamos convencidos que tiene esta ciudad. Una oportunidad de vivir la ciudad de otra manera y de entender la ciudad de otra manera.

¿Pero se ve con fuerzas de volver a liderar a su formación en unas municipales?

Llevo mucho tiempo metido en política, no sólo institucional. Voy a estar en activo sea concejal o no sea concejal. Estar en la oposición se puede tomar de dos maneras: son cuatro años y vamos a estar dándole leña al mono (que es el que gobierna) y la otra manera es la de trabajar e intentar que las propuestas que planteas salgan adelante. Es verdad que quema estar en la oposición, pero creo que estamos ilusionados y entendemos que esta ciudad necesita también un gobierno de izquierdas, y si eso puede venir de la mano de IU pues mejor. ¿Si estaré o no estaré? Creo que por respeto a los compañeros y compañeras y a toda la gente que nos estima, que nos quiere, sería aventurado por mi parte decir que tiro la toalla y me retiro.

"Estoy y he estado siempre a lo que la organización decida, lo que la asamblea de Jerez decida y tenga bien así haré. Sea concejal o no sea concejal, no voy a cambiar de patrón".

Podemos se presentará a las municipales, ¿se ha reunido IU con ellos?

Que yo sepa no, estoy en el consejo político de IU pero no estoy en el órgano de coordinación. Creo que no ha habido ninguna reunión. Mi opinión particular es que es positivo que salgan posiciones nuevas que se sitúan en un ámbito de la izquierda y necesitarán asentarse y coger cierta consistencia y madurez. A partir de ahí, en ese llamamiento de un frente amplio de la izquierda donde participen no sólo organizaciones políticas, sino sociales, creo que es un campo que está abierto, y que al menos en esta ciudad no es IU quien se abandera de los trabajos de nadie. Procuramos estar al mismo nivel que otro colectivo cualquiera sin intentar apropiarnos de un protagonismo que no es nuestro, sino colectivo de la gente que se mueve.

¿Puede haber candidatura conjunta?

Aquí hay dos elementos que son importantes. Primero, IU no es una franquicia que puede adoptar decisiones en su ámbito de llegar a candidaturas conjuntas, en todo caso será una decisión que tenga que adoptar el consejo andaluz, que es quien plantea las estrategias de convergencia. Por otro lado, más a título personal, creo que la gente nos encontramos en el camino y el camino hay que andarlo. Lo nuevo está bien pero eso no quiere decir que lo viejo sea malo. Hay un camino que andar y que si no es en las municipales, porque cada uno necesita establecer su ámbito, puede ser en un futuro. Izquierda abierta está proponiendo hacer un frente amplio que sea capaz de dar una alternativa de verdad y de gobierno.

¿Puede restar votos a IU en la ciudad la presencia de Podemos? 

Lo importante es que la gente participe y el día de las elecciones municipales vaya a votar. Son análisis que son aventurados, todavía no está muy claro ni muy definido del todo según los analistas cual es la procedencia del voto de Podemos en las europeas. Pero posiblemente una parte de nuestro electorado vote también ahí, aunque creo que no debe suponer un problema.

En la entrevista realizada por este medio a Raúl Ramírez, alcaldable de Foro Ciudadano, dijo sobre IU: “Están pasando de puntillas por la legislatura. Está viendo pasar el tiempo esperando que las manzanas caigan del manzano a costa fundamentalmente del PSOE. No veo esa ambición política, parece que les va bien como les va”. ¿Qué opina de estas palabras?

Es que somos diferentes. Nuestra primera diferencia es que IU es un partido político con arraigo ideológico e historia. Y Foro... pues ideológicamente tendrán que demostrar dónde están situados. Y luego hay otra diferencia: Están los partidos políticos que cuando gobiernan lo hacen al ordeno y mando y cuando están en la oposición se dedican a darle palos al mono, y eso lo ha hecho el PP en las legislaturas pasadas cuando no gobernaba. Me hago una pregunta: ¿Con la situación en la que está Jerez, la energía dónde hay que gastarla, en darle leña al mono? Nosotros estamos muy orgullosos de la legislatura que estamos haciendo. En el primer plan de ajuste en septiembre 2011 presentamos una propuesta alternativa, cuando se produjo el cambio del modelo de gestión del ciclo integral del agua IU presentó una enmienda a la totalidad, cuando se hizo el ERE dimos una propuesta alternativa... Y jamás le vamos a pedir, esté quien esté en el gobierno, algo que no fuésemos capaces de hacer nosotros por el siempre hecho de estar dando por culo. ¿Merece la pena sacar rédito político de los problemas económicos de las personas? ¿O hay que estar con esas personas? A partir de ahí, nosotros tenemos un modelo claro, un modelo de gestión de servicios públicos, un modelo de gestión económica del Ayuntamiento. Y hay otros partidos políticos en general, no hablo de Foro, que cuando han tenido la oportunidad gobernando de hacer lo que ahora dicen, no lo hicieron. Y no soy yo persona ni que me dedique al insulto ni entre en temas personales, pero la realidad es la que es.

Resuma brevemente los tres años del gobierno del PP en la ciudad.

Se resume con una pregunta nada más. Salgamos a la calle y preguntemos a la gente si vive mejor que hace tres años. Si tiene los mismos servicios que hace tres años, si son atendidos por el Ayuntamiento igual que hace tres años, o como dije en el pleno, preguntemos a los trabajadores municipales si vienen a trabajar felices. El PP ha venido a imponer, es mentira eso de que abrimos las manos, a ver si entre todos… Son frases manidas de Pelayo para luego hacer lo que le da la gana. En un mundo de ficción cuando coges los medios ves los actos del 750 aniversario, la Ciudad del Vino, la jura de bandera pseudofranquista, el Corpus… Es un mundo de ficción. Nada más hay que ver quien está cogiendo las obras de San Agustín, las obras del desdoblamiento de la N-IV… Hay una realidad que es evidente, el Ayuntamiento no tiene dinero, pero es una herramienta que debe estar al servicio de la ciudadanía. No podemos estar permitiendo que los autónomos o empresas pequeñas de electricidad se estén muriendo, gente de la fontanería, empresas locales que podían estar llevando algunas obras… Al final reparten la tarta entre los cuatro amiguetes. ¿Es que tiene que venir Tragsa a llevarse cinco millones y pico? Le recomendaría a Pelayo que preguntase quien está haciendo la obra del asfaltado. A qué precio lo contrató y a qué precio lo ha subcontratado esa empresa.

Lleva desde abril pidiendo a la alcaldesa el expediente de contratación de Fitur 2004, ¿por qué cree que aún no lo ha hecho público?

Es cuanto menos sospechoso. Sobre todo después de decir a boca llena en el pleno extraordinario que no iba a estar disponible para los concejales, sino para cualquier ciudadano y ya han pasado cuatro meses y todavía no tenemos acceso al expediente. Algo no cuadrará. Estará metido en una urna y habrán tirado la llave (risas). Cuando uno dices las cosas en público hay que cumplirlas, las mentiras tienen las patas muy cortas.

"El PP ha venido a imponer, es mentira eso de que abrimos las manos, a ver si entre todos… Son frases manidas de Pelayo para luego hacer lo que le da la gana".

IU está ahora mismo inmersa en proceso de primarias para elegir a su candidato a la Junta, ¿han ampliado el plazo para que no les pase como al PSOE en Andalucía?

Creo que sí, que va por ahí la cosa, pero te voy a hacer una confesión. Hubo un consejo provincial donde se planteó el tema de las primarias e intervine y dije: Si veo que no hay más candidatos a pocos días de que se cierre el plazo me voy a presentar y voy a recoger los avales, porque quiero votar al candidato a la Junta de Andalucía, yo no quiero que el consejo andaluz decida por mí.

¿Y qué pasó?

Que se presentó más gente. Los mecanismos que se ponen en marcha para que la participación sea mayor o se ponen en valor y se hacen o no valen para nada. Pero además con el valor añadido de que es un proceso irreversible. Es decir, que el censo que se abre de simpatizantes de IU no es un censo que se va a cerrar. Ese censo va a seguir abierto porque va a haber más procesos electorales y ahí es donde tenemos que hacer un trabajo para enriquecer ese censo. ¿Y por qué? Tenemos el reto de convertir el voto pasivo (el que depositas en la urna) en activo, para que el activismo social también sea activismo político y que al final seamos cómplices todos de un proyecto más colectivo. Creo que si se inicia un proceso es para que se ejecute, entonces lo planteé así, fue para decir que quiero votar.

¿Por qué celebran primarias ahora y no antes?

Creo que llega tarde, que es una de las lecciones que nos han dado las últimas elecciones europeas. Soy de la opinión de que más que analizar el fenómeno Podemos lo que tenemos es que ser autocríticos. Hace escasamente un año se celebró la asamblea andaluza y la asamblea federal y desde Izquierda Abierta (IA) planteamos incluir las primarias abiertas y se dijo que no. Creo que es bueno que se haya reconducido, porque hay que ser autocríticos, a pesar de haber triplicado los votos. IU como herramienta al servicio de la ciudadanía tiene que aspirar a ser opción de gobierno.

Hay mucha gente que piensa que es una incoherencia que IU gobierne en Andalucía con el PSOE, ¿si se diera el caso pactaría con los socialistas en la ciudad?

Es que hablar del futuro con ciencia ficción… no tenemos los datos por delante. Lo primero es que para que se den pactos tiene que haber puntos de encuentro. Habrá que ver qué puntos de encuentro hay y cómo se gestionan. Y luego en los pactos siempre hay una correlación de fuerzas. Posiblemente un pacto PSOE-IU en Andalucía donde en lugar de tener 12 diputados tuviéramos 30 no sería en las mismas condiciones. A nivel local pesarán mucho los resultados. Nuestro objetivo es y va a seguir siendo llegar a las elecciones municipales confrontando dos modelos, el del PP y el de IU. Tenemos dos modelos definidos en cuanto a lo que debe ser la administración local, la prestación de servicios públicos... Esos dos modelos están confrontados y nosotros vamos a llegar a las elecciones en ese debate.

Esta semana ha dimitido el europarlamentario Willy Meyer tras conocerse que tenía un fondo de pensiones en una sicav, circunstancia que afirmó desconocer, ¿cree que han pesado más las presiones internas o su propia decisión?

Creo que ha debido pesar todo. Por una parte imagino, y así lo quiero creer, que lo desconocía y que la primera reacción fue decir que se iba. Y creo que a nivel interno se ha demandado también. No se trata de que hayas cometido un delito, pero sí hay un código ético que hay que respetar. De hecho, los propios parlamentarios de IU cuando toman posesión en el Parlamento nacional renuncian al plan de pensiones. En esa dinámica ha debido pesar la parte interna, de somos como somos y no podemos quedarnos en la boquilla, hay que demostrarlo con hechos. Asumir eso fue de un valor importante por parte de Willy Meyer, sea voluntario o sea más presionado, pero creo que es una decisión colectiva que es importante que se dé.

Estuvo en las marchas republicanas en la ciudad, ¿cree que se terminará diluyendo el debate monarquía-república una vez pase el tsunami de la abdicación?

Es un debate que más allá de las manifestaciones, de lucir la tricolor, tiene que seguir. Porque al final si se queda en folclore nada más no vamos a ningún lado. Hay que profundizar en una república, qué tipo de república queremos, con qué valores la vamos a dotar. Pero más allá de todo eso creo que hay algo importante y para lo que también debe servir la movilización. ¿Por qué no se nos pregunta al pueblo? Pasa con el tema de la república, con la modificación del artículo 135, con la modificación del plan del sistema de pensiones... Hay mucho miedo a tocar la Constitución, cuando tiene ya 36 años y hay que adaptarla y ponerla al día. Hay temas importantes que hay que tocar, como el temas de las autonomías, si vamos a un Estado federal, la reforma local, la ley electoral...  Creo que este proceso debe ser un elemento que ayude a ir construyendo eso que queremos.

¿Es de los que piensa que los resultados de las elecciones europeas han precipitado la decisión del Rey?

Hay un poco de todo. La imagen de la Corona estaba mal vista ya, la imputación de la infanta Cristina estaba prácticamente en puertas, Rubalcaba convoca un congreso extraordinario pero no dimite como secretario general… Todo un proceso más que diseñado entre dirigentes del PSOE, PP y grandes empresas para ir a una reforma de la Constitución como ellos pretenden y al final terminar en un gobierno de coalición. No creo en las improvisaciones. Todo tiene unos caminos marcados que se irán adaptando conforme sean los acontecimientos.

"El PP llevó a la ciudad de Jerez a tocar fondo en 2012, tensionando para luego dar la sensación de normalidad de ahora. Una sensación de falsa normalidad".

Esta semana Rafael Tejada, de CCOO, dijo en la presentación de la concentración Cádiz empleo ya que “hay datos para que haya una explosión social“, ¿por qué no se da entonces?

Hay varios motivos. Uno es que el PP llevó a la ciudad de Jerez a tocar fondo. Acuérdate en 2012 con la dramática huelga de basuras, los impagos… Tensionando para que se llegara a tocar fondo para luego dar la sensación de normalidad de ahora. Una sensación de falsa normalidad, no porque las cosas hayan mejorado sino porque parece que hay una desmovilización general. Luego están las críticas, igual que hay críticas a los partidos políticos, a los sindicatos les pasa igual. Se tienen que readaptar e intentar convertir la historia y la fuerza de los sindicatos en algo vivo todos los días, y creo que también están en ello. Y luego, te lo digo porque lo conozco, es increíble el montón de gente que sufre en silencio en su casa. Pasan por una situación de desamparo absoluto y no son capaces de que esa problemática aflore de manera colectiva. Son elementos que de alguna manera desmovilizan. ¿Por qué cuando se convoca una manifestación por el paro nos vemos la gente que estamos trabajando? Hay que hacer una labor desde abajo, de intentar concienciarnos de que el problema que tengo no es mío, es de todos, y hay que darle de alguna manera solución.

A esta desmovilización contribuye también casos como el de las facturas falsas de UGT, ¿no cree?

Eso forma parte del descrédito generalizado. El PP ha hecho también un trabajo arduo intentando desprestigiar de alguna manera a los sindicatos, porque te vas a las confederaciones empresariales y los escándalos son mayúsculos. ¿Y qué hacemos? Al final quienes mueven todos los hilos de la economía y de la situación que estamos pasando salen impunes y resulta que aquí los únicos golfos son los políticos y los sindicalistas. Resulta que todas las empresas del Ibex35 tienen dinero en los paraísos fiscales, pagan los mínimos impuestos... No hay un político corrupto si no hay un empresario que paga. La desmovilización general porque son todos unos golfos y no nos podemos creer nada influye cuando llega la hora de votar y no votamos… Eso es un lastre importante. Los sindicatos tienen que hacer una labor similar a la de los partidos: Se tienen que replantear su funcionamiento, la horizontalidad, abrir canales de participación, que no haya dirigentes permanentes, renovarse.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído