img_20150806_121657
img_20150806_121657

'Quesos Montealva', pequeña empresa familiar ubicada en la pedanía jerezana, produce a la semana 5.000 kilos de queso artesanal de vaca frisona y cabra payoya. El 15 por ciento de su facturación se debe a la exportación de su producto al país norteamericano.

La tradición quesera venía de lejos, pero no fue hasta 2008 cuando la familia Álvarez Aguilar montó su pequeña fábrica de quesos en la pedanía jerezana de Torrecera. Pedro Álvarez y su hermana Isabel María le daban así continuidad al trabajo que ya habían conocido de la mano de su madre y de su abuelo, quienes elaboraban quesos artesanos a partir de leche de cabra payoya que ellos mismos cuidaban.

Hoy Quesos Montealva da trabajo a ocho personas y aún siendo una pequeña empresa familiar que produce en una fábrica de apenas 340 metros cuadrados, exporta sus quesos a Estados Unidos. Desde Nueva York a Los Ángeles, de costa Este a costa Oeste se puede encontrar queso made in Torrecera en tiendas especializadas. De hecho es uno de los quesos españoles más reconocidos en el país norteamericano. Pedro Álvarez, administrador de la empresa, afirma que la exportación supone “un 15 por ciento” de las ventas totales que hace Montealva. En concreto, según apunta su hermana Isabel, socia en el negocio, son dos lotes de 120 quesos los que cruzan mensualmente el charco.

La historia de cómo llegan estos quesos jerezanos a USA tiene su aquel. Una distribuidora norteamericana, que ya había curioseado su web, probó el queso en una visita a España a través de unos amigos y se quedó prendada de su sabor. A partir de ahí se puso en contacto con sus clientes norteamericanos, sobre todo tiendas especializas y restaurantes, que han encontrado en quesos Montealva un producto de primera calidad.

De hecho, ahí radica el éxito de unos quesos que han sido cinco veces premiados como los mejores de Andalucía. “La competencia en esta provincia es muy grande, por lo que tenemos que diferenciarnos, y esa diferencia es el proceso totalmente artesano, utilizando leche de primera calidad, cuajo y salmuera, sin ningún tipo de aditivos y fungicidas”, señala Isabel María.

Montealva fabrica unos 2.000 litros de queso fresco a la semana, tanto de vaca frisona como de cabra payoya, así como curado y semicurado -unos 3.000 litros- que luego preparan al salvado, al romero, al pimentón y al aceite. Además, elabora leche fresca y yogures líquidos de diferentes sabores.  

Ahora, el objetivo de la empresa es seguir consolidándose y creciendo poco a poco. “El año pasado crecimos un 25 por ciento en producción y facturación y en estos momentos, con respecto al año pasado, ya hemos aumentado las cifras un cuatro por ciento”, indica Pedro Álvarez. En cuanto a la facturación total de 2014, el empresario no es partidario de hablar de números concretos, pero habla de cifras “entre los 500.000 y el millón de euros”.

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído