prestamo_coche.jpg
prestamo_coche.jpg

Las dificultades para acceder a financiación por parte de particulares y trabajadores autónomos puede ser un verdadero problema a la hora de salir de algún aprieto económico y poder continuar con la actividad laboral de una forma normal.

Las dificultades para acceder a financiación por parte de particulares y trabajadores autónomos puede ser un verdadero problema a la hora de salir de algún aprieto económico y poder continuar con la actividad laboral de una forma normal. Una de las maneras más sencillas de conseguir un préstamo personal de forma rápida es mediante el empeño del coche o el vehículo que tengamos en propiedad.

Seguir utilizando del coche después de empeñarlo

Por supuesto, la clave no está en tener que inmovilizar el vehículo en depósito, sino en poder seguir utilizándolo tras conseguir la financiación. En ese sentido, la alternativa más favorable es conseguir un préstamo personal poniendo como garantía el propio vehículo. De esa forma, no es necesario poner ningún otro aval, ni acreditar fuente de ingresos alguna.

En la misma línea, y dado que el vehículo funciona como garantía, es posible conseguir una considerable financiación pese a figurar en alguno de los registros de morosidad, como RAI o ASNEF.

Como es de suponer, en el caso de que no cumpliéramos con los pagos establecidos y no devolviésemos el dinero en el plazo previamente pactado, la entidad concesionaria podrá quedarse con el coche en propiedad para proceder a saldar la deuda contraída mediante la venta del mismo.

Las distintas modalidades de empeño del vehículo manteniendo el uso del mismo

Hay diversas fórmulas para llevar a cabo esta financiación. Algunas implica que el beneficiario del préstamo sigue siendo propietario del vehículo durante el tiempo que transcurre hasta el vencimiento del contrato, mientras que en otras ocasiones, el contrato implica que la propiedad pase a manos del prestamista y las cuotas funcionan como una especie de pago de alquiler de vehículo con derecho a recompra.

¿Qué condiciones deben cumplirse para empeñar el coche y seguir utilizándolo?

Si bien las distintas entidades de empeño de vehículos pueden tener algunas diferencias de criterio, los requisitos imprescindibles para lograr el préstamo son:

- El vehículo no debe haber superado los 8 años de antigüedad. En el caso de vehículos de alta gama, es posible lograr un préstamo incluso con 10 años desde la fecha de fabricación.

- Debe disponerse del vehículo en propiedad y no debe haber sobre otras cargas previas, como por ejemplo, el hecho de que su compra haya sido financiada y aún queden pagos pendientes.

- Toda la documentación del vehículo debe estar en regla.

- El propietario debe ser residente en la misma región donde se sitúe la oficina del gestor de la entidad que emita el préstamo personal, con el propósito de poder llevar a cabo la tasación correspondiente.

- Deberá entregarse una copia de las llaves del coche.

¿Qué documentación me solicitarán para empeñar el coche?

Cada empresa establece sus propios criterios y, por tanto, es libre de solicitar la documentación que estime oportuna. No obstante, los documentos más habituales son los siguientes:

- Documento de identidad en regla: Será necesario presentar el DNI o el NIE, demostrando nuestra residencia en la misma región de la oficina de la casa de empeño a la que acudamos.

- Ficha técnica del vehículo

- Permiso de circulación en regla

- Tarjeta de la ITV, acreditando que se ha pasado la última revisión obligatoria.

- Recibo del pago del impuesto de circulación.

- Número de cuenta corriente en el que se procederá a ingresar el dinero del préstamo.

- Forma de contacto, ya se trata de un número de teléfono o nuestra dirección de correo electrónico.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído