captura_de_pantalla_2016-02-01_a_las_23.08.15.png
captura_de_pantalla_2016-02-01_a_las_23.08.15.png

Ayuntamiento y músicos mantienen una última reunión antes de los juicios individuales para conseguir llegar a un acuerdo que finalmente no se produce, por lo que prosigue la vía judicial para resolver el conflicto.

A la misma hora que en la iglesia de la Santísima Trinidad la Banda de Nuestra Señora de Palomares, de Trebujena, empezaba a tocar los primeros acordes de la marcha Quién te vio y no te recuerda, composición que debería haber tocado la Banda Municipal durante el acto de presentación del cartel de la Semana Santa, en la Sala Compañía casi se podía interpretar la marcha fúnebre.

Posiblemente esto sea la defunción de la Banda Municipal”. Más claro, agua. Son palabras de Antonio Ortega, el graduado social que representa los intereses de la histórica formación musical de Jerez tras la última reunión que mantuvieron anoche en la sala Compañía el propio Ortega, buena parte de los músicos y uno de los responsables de la delegación de Cultura. El encuentro, a petición del gobierno municipal, buscaba una última vía de negociación a escasos cuatro días de que comiencen los juicios individuales contra el Ayuntamiento, pero finalmente no hubo acuerdo.

En el transcurso de la reunión el Ayuntamiento ratificaba a los músicos la resolución administrativa en la que se les concedía las becas tras superar la convocatoria realizada el pasado mes de noviembre. Con estas becas se le daría una forma legal a la Banda para que los músicos pudieran actuar y cobrar a partir de ahora sus mensualidades, pero el problema viene en el hecho de que los ejercicios de 2014 y 2015 no están avalados, por lo que los músicos no podrían cobrar las ocho mensualidades que se les adeuda a menos que un tribunal diga lo contrario. Pero esto, precisamente, significaría para Ortega la “defunción de la banda”.

“Partamos de la base de que el juez diga que el despido es improcedente y hay relación laboral. ¿Cómo va a admitir el Ayuntamiento a 39 trabajadores –los músicos- aunque la relación laboral sea a tiempo parcial, cuando existen otros 118  -los del ERE- con sentencias de despido improcedentes que también aspiran a la readmisión y están supeditados a Hacienda?”. Así, indica que “si el Ayuntamiento no puede hacer frente a esas deudas y opta ante un despido improcedente por la indemnización, está extinguiendo la relación laboral, y si no hay relación laboral no hay banda”.

¿En qué situación legal se encuentra actualmente la formación musical? “La banda ahora mismo está con una comunicación del señor Antonio Montero –ex concejal del plan de Promociones Culturales- del pasado 20 de abril en la que se les decía que dejaban de actuar hasta nueva orden, y esa orden es ahora, pero esa comunicación se ha tomado como un despido que ahora está en la jurisdicción social y que está pendiente de un juicio que es este viernes, así que difícilmente ese procedimiento se va a paralizar sobre la base de buenas palabras”, considera Antonio Ortega.

El letrado, además, piensa que “nadie ha calibrado hasta ahora, que es cuando llegan los juicios, las consecuencias jurídicas que tendrá la sentencia que declare la relación laboral de los músicos”. Y aunque éstos han decidido en asamblea la vía jurídica, ya que no confían en la palabra del Ayuntamiento, Ortega espera que, aunque sea a última hora, pueda haber algún tipo de avenencia entre las partes, recordando que “hasta el mismo día del juicio y hasta el último minuto puede haber una conciliación. El juicio comienza a las 10, pero de 9 y media a 10 se señala la conciliación y puede haber acuerdo”. Desde luego, sería la mejor de las noticias. Lo que está claro es que, ahora sí, el reloj corre en contra del Ayuntamiento y de una Banda Municipal que podría poner en 2016 punto final a 85 años de historia.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído