Un poblado (ilegal) en miniatura a espaldas de una 'isla ecológica'

Los huertos de Estella, unas parcelaciones ilegales situadas a un kilómetro del Circuito de Jerez, siguen su curso a pesar de los expedientes sancionadores tramitados por Urbanismo

Interior de los huertos de Estella, con viviendas y piscinas en parcelaciones ilegales.
Interior de los huertos de Estella, con viviendas y piscinas en parcelaciones ilegales. JUAN CARLOS TORO

“La parcelación en suelo no urbanizable es una infracción clasificada como muy grave. Está prohibida cualquier tipo de construcción bajo sanción (multas desde 3.000 a 120.000 euros)”. Un cartel, colocado por Urbanismo a principios de año en una finca de Majada Alta, alertaba de los riesgos que corrían los propietarios de parcelas ilegales. A espaldas del parque forestal de Las Aguilillas, situada en la Entidad Local Autónoma (ELA) de Estella del Marqués, y a un kilómetro escaso del Circuito de Jerez, hay un poblado ilegal en miniatura dentro de una finca vallada y tapada con cañizo.

El terreno, conocido como los huertos de Estella, está dividido en más de 70 parcelas, cada una con su propio propietario. La mayoría se utilizan principalmente los fines de semana, aunque también hay personas que residen en ellas durante todo el año. “Hay personas sin recursos que han encontrado un refugio en esta zona, porque no tenían otra salida”, relatan fuentes consultadas por lavozdelsur.es. La delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez está al tanto de la situación y ha abierto diversos expedientes, e incluso en algunos casos está en manos de la Justicia, que puede proceder a la demolición de las construcciones.

El parque periurbano de Las Aguilillas, que cuenta con más de 67 hectáreas en las que hay 300 especies vegetales catalogadas, una isla ecológica que tiene una gran cantidad de microambientes con diferentes características ecológicas, "lo que resulta inesperado en un espacio tan reducido y, aparentemente, tan degradado". Al lado, desde hace un par de años, hay construcciones prefabricadas, caravanas e incluso piscinas desmontables, según el caso.

En el interior de una finca subdividida hasta el extremo, donde se ha construido un poblado, con sus propias calles, y en la que los propietarios comparten gastos de luz y agua, ya que tienen suministro de regadío —de la finca original— y energía eléctrica gracias a placas solares. La Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía contempla sanciones de entre 3.000 y 120.000 euros por estas prácticas, que siguen tramitándose por parte del Ayuntamiento, que las traslada al Juzgado para restablecer la disciplina urbanística. “Irá todo al suelo”, aseguran fuentes de Urbanismo.

Parcelas en Estella del Marqués
La entrada a los huertos de Estella, a espaldas del parque de Las Aguilillas. Autor: Juan Carlos Toro

“La gente compra parcelas y, como no se puede construir, montan casas de madera o prefabricadas, porque creen que así no tendrán problemas con Urbanismo, aunque es todo ilegal”, señalan fuentes conocedoras del caso a lavozdelsur.es. “El trámite es lento”, agregan, pero el final de estas construcciones está cada vez más cerca. El paisaje en Majada Alta es muy distinto al de hace apenas dos años, cuando el terreno estaba sin labrar y abandonado. Desde 2018 se vienen vendiendo parcelas de unos 500 metros cuadrados. Hay 72 en total, comercializadas por la sociedad Majada Alta SL, la mayoría de ellas ocupadas.

"Si hay gente que lleva 30 años con este sistema, no creo que sea peligroso. No lo vi ilegal. Entonces seguí hacia delante porque vi que era una alternativa viable", decía uno de los propietarios a lavozdelsur.es, hace un año. ”Yo no lo veía extraño. Me pareció confuso, pero pregunté y me dijeron que eso lo llevan haciendo en diferentes fincas. Que es algo común", agregaba. Los inquilinos sostiene que están manteniendo la tierra, aunque en suelo no urbanizable no se puede parcelar ni implantar viviendas, aunque sean prefabricadas, como recoge el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

La situación recuerda a la vivida en otras zonas del término municipal de Jerez, como en La Pinaleta, junto al Aeropuerto, donde hace años que se parceló una finca, también en suelo no urbanizable de especial protección, en la que se instalaron viviendas prefabricadas, piscinas y casetas de obra. Urbanismo, como en los huertos de Estella, también ha levantado actas de infracción y el asunto está en trámites para restaurar la legalidad, con sendos expedientes sancionadores y de protección de la legalidad urbanística contra la propiedad, la sociedad Cedro de Cádiz, que empezó a comercializar las parcelas en 2013. “Estamos actuando”, insisten desde Urbanismo.

Las fincas, sin embargo, hasta se ofertan en portales como Mil Anuncios, donde se venden parcelas de 1,5 hectáreas por más de 60.000 euros. “Se vende finca rústica de regadío en La Pinaleta, zona de La Parra, junto a apeadero del tren. Está dividida por un carril, creando dos parcelas delimitadas. Zona inmejorable. Enganche para luz eléctrica en la propia finca”, expresa el anuncio.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído