Plataforma única, adoquinado, más sombra y zonas de esparcimiento entre La Asunción y el Arroyo

Ayuntamiento y Junta firma el convenio de 1,2 millones con cargo a la ITI para reurbanizar el eje de intramuros. Las obras difícilmente estarán listas antes de la próxima Semana Santa

Carazo y Sánchez, en la firma del convenio, este martes en Sevilla.
Carazo y Sánchez, en la firma del convenio, este martes en Sevilla.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, ha firmado este martes en Sevilla con la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, María Francisca Carazo, el convenio para la intervención de regeneración del Eje del Arroyo, un proyecto clave y decisivo dentro de la estrategia del gobierno local para dar vida al centro histórico, y que cuenta con una inversión aproximada de 1,2 millones de euros, a través de la Iniciativa Territorial Integrada, ITI. 

La intervención, que según ha anunciado la Junta dará comienzo este año y se prolongará durante diez meses —por lo que difícilmente estará concluida antes de la próxima Semana Santa—, prevé la reordenación de este espacio con un diseño urbano más acorde con el entorno histórico y de riqueza monumental en el que se ubica, mejorando la accesibilidad y las comunicaciones a futuros equipamientos de gran proyección, como son el Museo del Flamenco de Andalucía y el Museo de Lola Flores"Hoy damos un gran paso adelante y queda por tanto la licitación de las obras que venimos pidiendo a la Junta en las últimas semanas”, ha resumido José Antonio Díaz, que ha acompañado a la alcaldesa a la firma del convenio.

El proyecto se enmarca, como ha recordado el teniente de alcaldesa, dentro del Plan Integral del Centro Histórico “con el que queremos impulsar la actividad económica desde la iniciativa pública, al objeto de incentivar la acción de la iniciativa privada sobre el centro histórico, que ya es visible con intervenciones de rehabilitación de fincas para uso residencial o comercial”.

La intervención proyectada sobre el eje del Arroyo responde, por tanto, al modelo urbano que se está implantando en otras zonas del centro con el que se pretende mejorar la accesibilidad y el tránsito peatonal, como es el caso del entorno de Corredera y Plaza Esteve, las calles Chapinería, Carmen y Sedería, la Plaza Vargas y calles aledañas, o del espacio que rodea la iglesia de San Juan de los Caballeros, por citar las que están en marcha o recientemente finalizadas. “Estamos dibujando un entramado urbano más sostenible y accesible para los peatones, y dentro de esta estrategia, este proyecto es vital porque prevé la transformación de este eje en un espacio de calidad que pondrá en valor la gran riqueza monumental del entorno y favorecerá la afluencia de visitantes y la actividad comercial”, ha señalado Díaz.

Cabe recordar que este proyecto contempla un conjunto de obras de adecuación de calles como Padre Luis Bellido, José Luis Díez, comienzo de calle Amargura y Plaza del Arroyo, incluyendo la plaza y su conexión con la Catedral.

En líneas generales, se proyecta un nuevo pavimento en plataforma única que priorice el tránsito peatonal, con una franja o corredor central en la que se utiliza como pavimento el adoquín de granito, que posibilite el paso rodado de vehículos autorizados, coexistiendo con el tránsito peatonal.

Asimismo, el proyecto prevé la creación de dos nuevas zonas de esparcimiento; una en José Luis Diez junto al ambulatorio y la propia plaza del Arroyo que se amplía su zona de esparcimiento y será objeto de una remodelación y redistribución integral.

La consejera Carazo ha destacado que, con esta firma, el Eje del Arroyo “se despedirá definitivamente de ese protagonismo que hasta ahora tenía el vehículo motorizado para dar el espacio que se merece al peatón en una de las arterias más importantes de la ciudad”. De hecho, se parte de una proporción inicial con un 77,5 por ciento de espacio para el tráfico rodado y un 22,5 por ciento de espacio para el peatón a un mayor equilibrio y mejor convivencia con la plataforma única, puesto que el 53,7 por ciento de la superficie será para los peatones, mientras que el resto será para el tráfico motorizado.

La intervención incluye asimismo la distribución de imbornales y red de saneamiento. También se instalará un nuevo sistema de alumbrado más agradable y que mejore la visibilidad sin contaminar lumínicamente. Por último, se ejecutarán obras de jardinería y un incremento sensible del arbolado de sombra, así como nuevo mobiliario urbano.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído