captura_de_pantalla_2016-06-16_a_las_0.18.59.png
captura_de_pantalla_2016-06-16_a_las_0.18.59.png

Ignacio Linares recoge firmas dirigidas a la delegación territorial de Educación para lograr que le permita matricular a su hijo en un centro de El Puerto.

Recientemente lavozdelsur.es ha recogido las quejas de los padres de cuatro niños jerezanos diagnosticados de TEA, Trastornos del Espectro Autista, a quienes tras mucha burocracia les fue denegada la posibilidad de matricularlos el curso que viene en el centro que habían escogido. Y no sólo eso, sino que les impiden que permanezcan en el centro actual. Ignacio Linares Pavón, padre de uno de los afectados solicita a través de la plataforma change.org al delegado territorial de Educación de Cádiz, Juan Luis Belizón, que "admitan a los niños autistas en el colegio que elijan sus padres".

En la petición este padre expresa que lo peor del autismo es la lucha que emprenden contra la administración para que les dejen elegir lo mejor para sus hijos. "La lucha en la que actualmente estamos con la delegación de educación de Cádiz para que nos deje diseñar el mejor futuro posible para nuestro hijo. La lucha contra esos funcionarios unos y políticos otros que solo nos ponen trabas mientras tenemos que oír cada poco tiempo como nos piden el voto para ayudar a los más débiles", afirma. 

Su hijo acaba de cumplir 16 años. Se llama Marco y le apasionan las lavadoras. Por ello, intentaron matricularlo en el colegio de Educación Especial Mercedes Carbó de El Puerto, donde imparten, un Programa de Transición a la Vida Adulta donde le podrían enseñar a trabajar en una lavandería. "Su felicidad y la nuestra sería la máxima posible si algún día el pudiera desarrollar ese trabajo". Linares Pavón, pide junto a los padres de otros tres alumnos autistas jerezanos una reunión con los responsables de ordenación educativa y planificación "que se niegan rotundamente a admitir nuestra solicitud y que se revelan como un muro infranqueable al que el bienestar de los niños parece importarles bien poco".

Estas familias señalan que en el centro Mercedes Carbó de El Puerto hay 21 plazas libres para discapacitados psíquicos y plurideficientes. Marco, tiene un certificado en el que figura un 75% de discapacidad psíquica, de ahí que se cuestione por qué su hijo no puede ocupar una de esas plazas libres que hay en el colegio. "Ya que ustedes no son capaces de dirigir su desarrollo por el camino correcto, al menos no nos pongan la zancadilla a los padres que intentamos elegir lo mejor para ellos. No hagan que tengamos que pensar que ustedes son lo peor del autismo", sentencia. Por último, llama la atención sobre el hecho de que los funcionarios y cargos públicos "viven del sueldo que se paga con nuestros impuestos; y ahora… no se olviden de venir a pedirnos el voto".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído