Pelayo y Saldaña
Pelayo y Saldaña

El portavoz en el Ayuntamiento, parlamentario andaluz y mano derecha de Sanz en la provincia, al fin verá cumplido su deseo de ser alcaldable en Jerez, tras la petición expresa de la exregidora de alejarse de la vida municipal.

Un cuarto de siglo después de llegar a ser concejala de la mano del hoy eurodiputado Miguel Arias Cañete, tras dos incursiones en la Alcaldía —la primera de ellas, en virtud de un pacto con Pacheco al que se negaba pero que impuso Javier Arenas; la segunda, con una rotunda mayoría absoluta—, y después de un mandato actual en el que ya estaba centrada en su carrera política en Las Cortes, María José García-Pelayo se jubila de la política local. ¿Su relevo? El que estaba cantado desde hace años y el que ha peleado hasta el último minuto para encabezar el cartel del PP en las municipales del 27 de mayo del año que viene, Antonio Saldaña Moreno (Jerez, 1976). Portavoz municipal, parlamentario andaluz y mano derecha del presidente del PP provincial, el jerezano Antonio Sanz, afronta el reto gustoso y convencido, aunque siendo consciente que la opción del líder popular a nivel andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, pasaba por Pelayo, como ya lo manifestó en una visita a la Feria en mayo del año pasado, al declarar: "Es el mayor referente del partido en Jerez; los vecinos la echan de menos como alcaldesa".

El caso es que desde entonces la pelea ha sido permanente para intentar convencer a la exalcaldesa de que volviera a intentar el asalto a la Alcaldía por quinta vez consecutiva, si bien Saldaña siempre ha estado en la recámara a sabiendas de que Pelayo ya había dejado clara su intención de no repetir. La factura de la Gürtel, aunque no tuvo consecuencias penales finalmente, dejó tocada a una dirigente popular que no se veía ya con ganas de asumir las complejidades (y el desgaste) que encierra liderar un ayuntamiento de una gran ciudad como Jerez, probablemente el cargo político más arduo e ingrato de todos. La todavía líder del partido en la ciudad tiene previsto anunciar su marcha en la tarde de este viernes en una ejecutiva local, aunque ya este pasado jueves el PP filtró a Diario de Jerez el relevo en la candidatura de las próximas municipales. Lo cierto es que algo ya se palpaba en el ambiente, sobre todo, si se ponía atención en el discurso popular de las últimas semanas, que súbitamente había pasado de "cuando Pelayo vuelva a ser alcaldesa" a "cuando el PP vuelva al gobierno en 2019", un claro indicador, unido a diferentes intervenciones de la exalcaldesa con sabor a despedida, que daba ya muestra de la renovación en ciernes.

Una encuesta interna de los populares deja un escenario político muy similar en la ciudad tras el 27M del año próximo

Filtración, además, que acompaña de un sondeo interno que maneja el partido en el que, obviamente, crece en previsión de resultados en 2019. Dicha encuesta, que realizaron en diciembre pasado —en pleno auge de Cs— arroja para el PP más votos y un concejal más tras los próximos comicios locales. Según destaca el rotativo local, los 12 ediles que lograría el PP podrían sumar la mayoría absoluta con los tres de Cs, que también ganaría un concejal más. El PSOE mantendría siete o perdería uno, mientras que Ganemos se desplomaría (en favor de Podemos, que pasaría a ser tercera fuerza política con tres concejales) e IU mantendría los dos ediles que tiene a día de hoy. El hecho de que una encuesta cocinada por los populares revele estos resultados, hace pensar que la cosa esté bastante peor y que verdaderamente el tirón del partido naranja en los últimos tiempos, sobre todo a raíz de la victoria de Arrimadas en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña, pueda pegar un enorme bocado a su principal rival por el centro-derecha, tal y como las encuestas y el CIS vienen advirtiendo a todos los niveles.

Sea como fuere, será Saldaña quien tenga que mejorar su popularidad en la ciudad, darse más a conocer —el gran aval de Pelayo era su alto grado de conocimiento y su cercanía a pie de calle—, y evitarse cierta pátina de soberbia y prepotencia que ha ido esparciendo tanto en el poder municipal como en su papel de oposición, donde en todo caso siempre ha ejercido de poli malo y estratega en la sombra. Este ingeniero de caminos que se cobijó en la política tras el boom inmobiliario —aunque mantiene que está en política "porque me apetece"—, con uno de los mejores currículos académicos de la Corporación y, probablemente, con el verbo más afilado y mejor oratoria, al fin tiene la oportunidad de convertirse en alcalde de Jerez, su gran sueño desde la infancia. De momomento, a primera hora de este viernes ya podía leerse en su perfil de Facebook: "Todas las mañanas media hora de inglés con Jane #Seguimos". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído