"Parece que somos nosotras las que tenemos que controlarlos y no ellos a sí mismos"

Concentración en Jerez por el caso de 'La Manada', en noviembre pasado. FOTO: CLAUDIA GONZÁLEZ ROMERO.
Concentración en Jerez por el caso de 'La Manada', en noviembre pasado. FOTO: CLAUDIA GONZÁLEZ ROMERO.

Casi un centenar de personas se ha concentrado en la Audiencia provincial bajo el lema "La manada somos nosotras", con un cartel en el que se podía leer: "Yo te creo". Después de que el juez José Francisco Cobo Sáenz, que preside el tribunal que juzga el caso de La Manada, aceptase un informe sobre los pasos posteriores de la víctima tras la supuesta violación, un gran número de colectivos feministas han organizado masivas protestas frente a las diferentes dependencias judiciales para denunciar dicho abuso. El juicio contra los cinco acusados de la supuesta violación de una joven madrileña de 18 años en la madrugada del 7 de julio de 2016 en Pamplona ha desatado la alarma social cuando el juez ha admitido una prueba de la defensa en la que se refleja que la víctima "llevaba una vida normal" tras la supuesta violación. "Se nos pone donde el machismo quiere: en casa, con la pata quebrada y escondidas", ha murmurado una mujer durante la concentración celebrada en Jerez este lunes.

Marea Violeta ha organizado una protesta para apoyar a la víctima del caso La Manada y para destacar: "¡Qué no, qué no tenemos miedo!". "Primero te violan. Luego te investigan, aunque tú no lo sabes. Te espían. Esperas un año a que hagan justicia. Luego tienes que acudir al juicio y tienes que volver al lugar donde fuiste agredida. Y no dejan que te acompañe tu familia dentro de la sala. Y te enteras de que el juez ha autorizado que te pongan los vídeos de tu propia violación en el juicio y que la defensa te pregunte por detalles. Y te hacen preguntas durante cuatro horas. Y te dicen que por qué tienes vida social y cuelgas cosas en tus redes sociales, si tan mal estás. Y eres una mentirosa hasta que se demuestre lo contrario", ha leído una de las socias del colectivo feminista jerezano. "¿Y todo esto porque no te creen? ¡Nosotras sí te creemos!", ha continuado, al tiempo en que todos repetían estas últimas palabras.

Si bien el juez ha aceptado la conducta que la víctima ha tenido después de la supuesta violación, es el mismo magistrado el que ha rechazado los WhatsApp previos a la fecha del presunto delito que habían mantenido los acusados en el grupo La Manada. "No hay equidad en la justicia", ha expresado una mujer durante la concentración. "Así vemos que la igualdad no es real en la justicia. Y estamos aquí porque es necesario reivindicar una justicia igualitaria, no que nos traten de una forma machista y que nos sigan agrediendo y matando", ha enlazado otra. ¿Qué mensaje está transmitiendo la justicia a las mujeres? "Aparte de que tenemos que tener miedo, que somos las culpables solo por el hecho de ser mujeres; como que somos nosotras las que tenemos que controlarlos y no ellos a sí mismos", ha respondido Nuria, una joven de 28 años de edad que ha tenido una relación tóxica de pareja y que sufre acoso callejero a diario cuando va sola o con amigas. "Por mucho que tú le expliques que ellos al decirte guapa por la calle es un gesto que intimida y no un piropo, no lo van a entender. Porque si fuese un hombre el que pasase, tú te reservarías tu opinión", ha agregado. "Queremos censurar que el juez encargado del caso haya aceptado incorporar a la causa el informe realizado por detectives privados y encargado por las defensas sobre la vida privada de la víctima. Queremos mostrar nuestra rabia e indignación por la admisión de esta prueba y acusamos a la Justicia Patriarcal de ser cómplice de los agresores que desgraciadamente saldrán impunes una vez más. También denunciamos el tratamiento de algunos medios de comunicación sobre este tema, anclados en el sensacionalismo y dirigidos a cuestionar la actitud de la víctima después de la violación". Así ha terminado el manifiesto leído por Marea Violeta, colectivo feminista desde el que Victoria Barba ha denunciado que el mensaje que la justicia ha trasladado a las mujeres es: "Mujeres violadas y maltratadas, no se os ocurra denunciar, porque vais a recibir represalias, golpes y un doble juicio. Como por ejemplo en el caso de Juana Rivas, donde se responsabiliza a la mujer en vez de poner el foco en él".

"Aparte de que tenemos que tener miedo, que somos las culpables solo por el hecho de ser mujeres"

Personas de todas las edades se han reunido frente a la Audiencia provincial contra los abusos judiciales y el trabajo de algunos medios de comunicación sensacionalistas. "Se piensa que esto no sirve para nada, pero creo que algo podemos influir, el hecho de que haya esta alarma social", ha compartido otra miembro de Marea Violeta. "¡No lo podemos permitir! ¡Ninguna agresión sin respuesta! ¡Patriarcado y capital, alianza criminal! ¡Ni una menos, vivas nos queremos! ¡Ni un agresor sin condena! ¡Nosotras sí te creemos!", han finalizado todos al unísono.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído