cabecera_jovenes.jpg
cabecera_jovenes.jpg

Desarrollada entre Jerez, Trebujena, Lebrija y Palma de Mallorca, se salda con tres detenidos y en total, con casi 33 kilos de estupefacientes decomisados. El líder de la trama protagonizó una huida en la que intentó atropellar por dos veces a los agentes policiales, que le dieron caza tras intentar escapar a través de viñas y campos de cereales.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en las provincias de Sevilla, Cádiz y Palma de Mallorca a los integrantes de un grupo de traficantes que ocultaba la droga en cajas fuertes. El modus operandi de los arrestados consistía en utilizar servicios de paquetería para enviar desde Andalucía a las Islas Baleares cocaína, hachís y marihuana en el interior de cajas de seguridad precintadas y rellenas de espuma de poliuretano. Durante la operación los agentes se han incautado más de dos kilos de cocaína, 30 kilogramos de resina de hachís y más de 500 gramos de marihuana.

En el momento del arresto, el cabecilla intentó atropellar a los investigadores con el vehículo que conducía para tratar de evitar su detención.

Las pesquisas se iniciaron cuando los agentes adscritos a la comisaría de Jerez recibieron información sobre un grupo dedicado al tráfico de drogas en los municipios de su comarca. Tras las primeras indagaciones los policías averiguaron que el método que usaban para transportar el estupefaciente consistía en utilizar empresas de envío de paquetería, cuyo destino final era Palma de Mallorca. Continuando con las gestiones, los investigadores consiguieron detectar un nuevo envío que ya se encontraba en una de las empresas de transporte.

Con la colaboración de la Unidad de Guías Caninos de la Comisaría Provincial de Cádiz se interceptó una caja blindada rellena de espuma de poliuretano en cuyo interior se hallaron 2.287 gramos de cocaína.

Dispositivo conjunto para efectuar las detenciones

Tras conocer el domicilio de Palma de Mallorca donde se pretendía trasladar la droga, los agentes de la Unidad de Crimen Organizado de la Jefatura de las Islas Baleares identificaron a la persona a la que iba dirigida el envío. Este individuo, junto con su cómplice, tenía la intención de distribuir entre otros traficantes la droga para después ser vendida a los consumidores durante la época estival.

Una vez identificados los miembros de la organización en la isla y en la península se dispuso un operativo simultáneo orientado a conseguir la detención de todos los integrantes de la red. Los agentes arrestaron a uno de los traficantes en su domicilio de Trebujena. Lo sorprendieron cuando salía de la vivienda y se subía a un turismo. En el  interior del coche, junto al asiento del copiloto, se incautaron 13 tabletas de hachís con un peso total de seis kilos y en el maletero se halló otra caja blindada con 21 paquetes con 12 kilos de hachís.

El cabecilla acometió contra los agentes e intentó huir campo a través

El segundo de los integrantes de la organización, de nacionalidad argelina y cabecilla de la trama en el sur de España, fue localizado por los agentes minutos más tarde cuando circulaba desde el municipio de Lebrija hacia Trebujena. Ante la posibilidad de que pudiera escapar los agentes trataron de detenerlo inmediatamente identificándose como policías.

Éste sujeto, al verse rodeado, optó por acelerar el turismo que conducía e intentar arrollar a los agentes que tenía frente a él, que tuvieron que apartarse rápidamente para evitar ser atropellados. Posteriormente embistió el vehículo policial que le impedía el paso y al ver que le era imposible avanzar comenzó a circular marcha atrás intentando atropellar de nuevo a los agentes, pero perdió el control del turismo y se salió de la calzadsuperando la cuneta y cayendo el automóvil por un desnivel de dos metros de altura.

El arrestado consiguió ponerse en pie, comenzó a huir a través de campos de cereales y de viñas de la zona y los agentes emprendieron la carrera tras él, superando las vallas de hierro y los cercados de espino que el arrestado saltaba y que le causaron cortes en todo su cuerpo. Finalmente fue interceptado cuando trataba de introducirse en un pequeño conducto de riego, agrediendo al agente que le dio alcance.

De forma simultánea fue localizado y detenido el integrante de la organización residente en Palma de Mallorca. Asimismo fue interceptado otro envío de similares características remitido días atrás por los detenidos en la provincia de Cádiz.

En los registros practicados en los domicilios de los arrestados ubicados en la localidad de Trebujena han sido hallados 2.287 gramos de cocaína de gran pureza, 30 kilos de resina de hachís, 561 gramos de marihuana y 200 gramos de material químico para llevar a cabo la adulteración de la sustancia, varias armas blancas, dinero en efectivo, numerosos terminales telefónicos, tres vehículos y dos cajas fuertes. 

En el operativo han participado el Grupo de Estupefaciente de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez, el Grupo de Crimen Organizado de la Jefatura Superior de Policía de las Islas Baleares con la colaboración de la Unidad de Guías Caninos de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Cádiz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído