"Nos quieren quitar las conquistas sociales y económicas que tanto nos costó conseguir"

huelga_bodegas_8
huelga_bodegas_8

Los trabajadores de la vid se lanzan a la calle en una manifestación que recorre algunas de las bodegas que se niegan a firmar el nuevo convenio. Sindicatos y patronal se ven en el Sercla el jueves.

Estuvo 32 años trabajando como arrumbador en Sandeman. Ya lleva varios años jubilado, pero no se pierde la concentración que protagonizan los trabajadores de la vid, que llevan seis días de huelga. “La solidaridad es clave”, señala a las puertas de las bodegas Williams & Humbert, donde comienza la concentración que protagonizan los trabajadores y que termina en González Byass. Él estuvo en la de 1991 —“fue muy dura”, recuerda— y aunque lleva varios años retirado, quiere estar presente en esta y apoyar a sus antiguos compañeros. “Nos quieren quitar las conquistas sociales y económicas que tanto nos costó conseguir”, apunta.

A su lado, un compañero, también jubilado, dice que “no se pueden perder de un plumazo las conquistas de tanto tiempo”. “Ahora —añade— corresponde que devuelvan lo que congelaron con la crisis”. Las grandes bodegas del Marco se niegan a firmar un nuevo convenio que descongela los pluses de antigüedad, que no se pagan desde hace cinco años, y tampoco recurren a la bolsa de eventuales, que permanece parada. La reunión mantenida en el Sercla —Sistema de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales— el pasado lunes fue infructuosa, por lo que este jueves se verán de nuevo las caras los sindicatos que representan a los trabajadores —CCOO y UGT— con la patronal, Fedejerez, que se mantiene en su idea de no ceder a las pretensiones de los trabajadores.

“Yo llevo ocho años y estoy como el primer día, cobro lo mismo”, se queja uno de los presentes en la manifestación, que supera el medio millar de personas. Él, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y con buen nivel de inglés, tiene un salario que supera por poco los 1.000 euros. “Es una huelga defensiva”, dice, ya que cuenta que no piden nada nuevo, “solo conservar lo que ya tenemos”. “Hemos tenido mucho miedo”, añade, ante lo que asegura que ya están “hartos” de no levantar la voz y de que las bodegas “tengan beneficios a costa de tener a gente mal pagada”. A los nuevos trabajadores, señala, los obligan a trabajar mañana y tarde y los “asustan” diciéndoles que se vayan, “que hay mucho paro y pueden encontrar a alguien para tu puesto”. “Nosotros somos los primeros que queremos que la empresa vaya bien”, dice.

Otro empleado va con su hijo pequeño en brazos. También lo acompañan en la manifestación su mujer, su madre y su padre, que también trabajó en bodegas. Toda la familia reunida para reivindicar lo que consideran que es justo. Casi 20 años lleva como arrumbador. Unos 1.300 euros cobra. “Ahora tenemos más faena y mucha menos gente en la bodega”, señala, asegurando que las empresas del sector “ganan el triple” y que “donde antes había dos, ahora hay uno”. La huelga la vive con intensidad. Se levanta a las cinco menos diez de la mañana para acudir a las puertas de las bodegas a hacer de piquete informativo. Acaba pasadas las siete de la tarde. “Terminas reventado, pero merece la pena”, señala.

La manifestación avanza, pasando por Fundador, hacia González Byass, dos de las bodegas que, por el momento, aún no han firmado el nuevo convenio. Entre los participantes en la concentración se pueden ver a concejales de IU y Ganemos. Y también parlamentarios andaluces, como Jesús Rodríguez, de Podemos, que apuesta porque “se intensifique la pelea por los convenios”. Rodríguez quiere que “la recuperación de los derechos no pare” y critica que “cuando las grandes empresas tienen margen de beneficios no quieren volver a redistribuir la riqueza”. Fernando Macías, coordinador provincial de IU, también apoya la marcha porque, dice, “es una lucha justa”. “No se pueden socializar pérdidas y privatizar el beneficio”, apunta, por lo que espera que la patronal “se replantee su decisión y acabe cediendo”. “Es lo lógico”, asegura.

“Los grandes empresarios de este sector han decidido que no ha sido suficiente nuestra aportación a esta crisis durante la vigencia del anterior convenio y quieren seguir abaratando los salarios y descafeinando las condiciones laborales de nuestro convenio para sacar más tajada en los beneficios de las empresas”, señalan desde CCOO y UGT, que recoge estas palabras en un manifiesto que leen al concluir la manifestación. Y concluyen: “¿De verdad se han creído que íbamos a consentirlo sin luchar?”

Sobre el autor:

Francisco Romero, nuevo subdirector de lavozdelsur.es.

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído