El cuarteto de Gago, Moreno y Cossi, junto con la chirigota de Choza y Popo, consiguen salvar una aburrida sesión de preliminares. 

Al igual que el pasado viernes, la noche en el Falla se hace lenta y pesada. Banderas sin países, pregoneros sin pregón, hermanos solidarios, dibujos animados de otras infancias, justicieras que no saben equilibrar la balanza, secretarios de sus hijos, músicos sin oído y churritos antes de dormir. Los padres son la única salvación. 

El Coro de mil colores, desde Chiclana. Alemania coronado por Europa. Como la vida misma. Una idea que se queda algo coja y una interpretación muy plana. El tango es de corte clásico. El primero para Susana Díaz y el segundo al maltrato. Poco destacable el resto del repertorio. Si Los de San Antonio cantaran todos a la vez, igual nos hubiésemos enterado de la letra. Pasodoble para ellos, que quieren seguir disfrutando de la fiesta (aunque canten regular). La segunda letra para Susana Díaz y Andalucía. Suena peor que regular. Cuplés y estribillo cortitos. La chirigota fue de menos a menos.  

Hermanos sevillanos. Estos misioneros en África han acertado con la afinación. Llegan con una presentación alegre y una bonita historia que contar. El primer pasodoble lo dedican a la chirigota del Bizcocho, limando también asperezas en la rivalidad entre dos provincias hermanas. Se nota mucho público hispalense en el teatro. El segundo parece la peli de Disney Del revés. Un padre le cuenta a su hijo la situación del país humanizando la felicidad, la razón, la igualdad o la justicia. Bonito estribillo. "Aquí no tenemos nada y no nos falta de ná". El popurrí se hace pesado pero está afinado a excepción de un octavilla desorientado.  Érase una vez…la chirigota. Utilizando a los personajes de esta mítica serie de dibujos animados, representan chirigotas que triunfaron, como Los cruzados mágicos, Los borrachos, Los yesterday, Las viudas, El crimen del mes de mayo, Los Juancojones, Tampax Gollescas, entre otras. En el primer pasodoble hacen un recorrido por estas chirigotas, gracias a las cuales se ha llegado a conquistar en la actualidad el Liceo de Barcelona. En el segundo pasodoble hablan de himnos, con y sin letra. Cortitos los cuplés, aunque el estribillo consigue ser coreado por el público.  El popurrí está montado con músicas e historias de las chirigotas que representan, aunque no consiguieron sacarle partido.  

Desde La Isla llega La Justiciera. "Cuatro meses ensayando" dicen en la presentación. Me parecen pocos. Tal vez hayan hecho los ensayos por Skype. Eso lo explicaría todo. Las voces no están bien empastadas. Incluso la bandera semitona en los cuplés. Repertorio de Ambigú. Como término y definición. El Gago salva un poco la larga y fría noche de viernes con su cuarteto. Lo mismo nos vemos en Elcano, que en clases de piano. Padres esperando a sus hijos en la puerta del colegio. Una idea que de primeras se sabe que va a calar, ya que son muchos los que se sienten identificados. Inglés, piscina, clases particulares, futbito, catequesis... y hoy además ¡un cumpleaños! Los personajes dan mucho juego. La primera parodia sirve para presentarnos a cada uno de ellos. Conservando la rima, sin gritos ni gente correteando de un lado al otro del escenario. Lo que viene siendo un cuarteto. Los cuplés y el estribillo son omisibles. El tema libre tiene sus más y sus menos, con el ingenio habitual del autor.  

De Churriana, Málaga, llega la comparsa Musicalandia. Para representar al país de la música no vienen muy acertados. El pasodoble parece estar compuesto a base de recortes. Pasodoble de hermanamiento entre Málaga y Cádiz, y el segundo dedicado a la muerte de Caparrós, de la que se acaban de cumplir 40 años. Cuplés de comparsa y el popurrí... ¿He dicho ya lo del palomitero nuevo del ambigú? Cierra la noche una joven agrupación gaditana. Harto Palo se presentan como churreros. Con una música de pasodoble clásica, dedican la primera letra a este nuevo romance en el que se embarcan: la chirigota. La segunda habla sobre los jóvenes que emigran del país mientras que  "aquí el problema solo sale si se van los catalanes". La cantera viene con ganas y sonando muy bien. Se les notan las tablas. En el primer cuplé parodian la nueva afición a sacar objetos en los cuplés. El segundo, para la dificultad de conseguir entradas para el Falla. "No hay nada mejor que poder mojar el churrito", en el estribillo. Popurrí entretenido.  

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído