Los trabajadores contratados por el Decreto de Exclusión Social de la Junta recriminan al Ayuntamiento que han trabajado sólo "un mes y seis días", en lugar de los tres meses que contemplaban sus contratos. Isabel Paredes sostiene que "más no podemos hacer, ni nosotros ni nadie"

http://vimeo.com/85926957 http://vimeo.com/85936558

La intervención en el Pleno del pasado viernes fue sólo la punta del iceberg. Los trabajadores que se acogieron al Programa de Ayuda a la Contratación del Decreto de Exclusión Social de la Junta de Andalucía han decidido salir a la calle para reclamar "lo que nos pertenece". Los 433 beneficiarios de este programa reclaman al Ayuntamiento que, aunque firmaron contratos de tres meses de duración, han trabajado sólo "un mes y seis días".

Por eso se concentraron desde las nueve de esta mañana hasta el mediodía en la puerta del Ayuntamiento y volverán a hacerlo mañana. "Nos sentimos engañados, porque hemos trabajado sólo un mes y esto ha conllevado estar en una situación peor de la que estábamos", comenta Milagros Monje, portavoz del colectivo. Milagros explica que "he perdido la prestación que me pertenecía y ahora estoy la última en las listas del Ayuntamiento por un mes de trabajo y no puedo ni hacer cursos". Como ella, en este colectivo hay "mujeres separadas, familias numerosas que no tienen otros ingresos y parados de larga duración".

Otra de las afectadas comenta enojada que "no queremos limosna, ni que nos paguen la luz ni el agua, lo que queremos es trabajar". Milagros añade que "no podemos consentir estar peor que antes". La portavoz comenta que "el Ayuntamiento no para de echar balones fuera" y que lo que quieren es "saber, porque no se nos ha dado la información suficiente", ya que "si hubiera sabido que iba a estar sólo un mes me habría pensado si me merecía la pena o no". El pasado lunes tuvieron una reunión el delegado de Personal, Javier Durá, que "se mostró receptivo, pero aún estamos a la espera de que nos dé una respuesta definitiva", asegura la portavoz.

La delegada de Bienestar Social, Isabel Paredes, ha hablado esta mañana con el colectivo en plena calle Consistorio y se ha remitido al Decreto de la Junta. Paredes defiende que se ha aplicado el Decreto según el convenio del Ayuntamiento, que es el que ha determinado el número de horas que debían trabajar. "Más no podemos hacer, pero ni nosotros ni nadie", asegura.

La portavoz sostiene que "rectificar es de sabios", por lo que pide al Ayuntamiento que aporte una solución a la situación de estas 400 personas. Durante toda la mañana se oyeron gritos contra los gestores populares y particularmente contra la alcaldesa: "¡Pelayo al paro!", "¡Eran tres meses, no 30 días!" o "¡Trabajo sí, limosna no!" son algunos de los cánticos que pudieron oírse.

Como ya informó este medio el pasado viernes, los trabajadores han percibido 464 euros del primer mes y 666 del segundo, por lo que aún deben recibir un mes y medio de salario. Como recoge el decreto de la Junta contra la exclusión social, “los fondos asignados a los Ayuntamientos tienen como finalidad la suscripción de contratos laborales de duración determinada entre quince días y tres meses”.

CCOO: "Pedimos al Ayuntamiento que se siente con los afectados"

El sindicato CCOO, que se ha reunido esta mañana con la portavoz del colectivo, Milagros Monje, ha expresado en una nota de prensa su malestar por la situación que están pasando estos trabajadores, ya que cuando terminen su contrato de trabajo "perderán todo derecho a seguir percibiendo prestación social alguna, ni siquiera aquella que venían percibiendo anteriormente a la contratación". Por ello, CCOO pide al Gobierno local que tenga "sensibilidad social" y que "se siente con los afectados para reconducir esta grave situación y dar una solución satisfactoria a esta alarmante situación".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído