corte2-300x200
corte2-300x200

Hablar en Jerez de la plaza Luis Paradas, conocida popularmente como el Titanic, supone irremediablemente provocar un mohín en la cara de tu interlocutor. Es el patito feo (uno de ellos) de la ciudad. Una zona con mala fama (ganada a pulso y también impuesta) y mucha necesidad, cuyos vecinos se despertaron la mañana de este jueves con una "visita" inesperada. La de la Policía Nacional. Agentes del CNP custodiaron los seis bloques que componen la plaza en espera de que llegara el personal antidisturbios. ¿El objetivo? Llevarse los contadores de la luz para abortar los enganches ilegales que tienen la mayoría de vecinos que viven en estos bloques.

¿Qué dice Endesa de todo esto? La empresa, según ha indicado personal de la compañía en declaraciones a Europa Press, ha mandado personal al Titanic tras recibir denuncias por la "peligrosidad" de esta práctica y el "fraude" que supone. Niega que haya sido por impagos. "Esto hay que denunciarlo, no tenemos ni para comer", dice a gritos uno de los vecinos en el vídeo que acompaña a esta información, grabado por uno de los afectados. "Os deseo que os veáis como yo, sin poder comer y sin poder ponerle unos zapatos a vuestros hijos...", continúa diciendo a los operarios que proceden a la desinstalación de los contadores.

Rápidamente, ante el revuelo mediático, el Ayuntamiento salió al paso con una nota de prensa. Pide a la Junta que, al ser titular de las viviendas, regularice la situación de los vecinos y asegura que ninguno de ellos ha acudido a los servicios sociales. ¿Pero qué dicen los vecinos? Están hartos. Hartos de que se les traten como "indígenas". Hartos de ser el patito feo. No entienden que se les corte la luz a familias sin recursos, que han okupado viviendas al no tener adonde ir. Hartos de que la Policía sólo vaya al Titanic para "cosas malas". "Luego los llamas por un incendio, porque has visto un robo o por una pelea y tardan dos horas en llegar. Tardando tanto ya es para nada que vengan", comenta un vecino indignado. La operación fue pacífica, aunque hubo momentos de tensión y algún que otro empujón. Algunos testigos aseguran que los forcejeos de la Policía hicieron que se cayera una mujer mayor.

El Ayuntamiento habla de 70 familias afectadas, aunque son muchas más. Al menos un centenar haciendo un recuento aproximado. "No es normal que mi hija tenga que ver esto", dice Alberto Arenas, uno de los residentes que viven como okupas en el Titanic. Tras más de siete años en paro y con una hija pequeña a su cargo, comenta que no le quedó más remedio que meterse en una vivienda por la fuerza. "La gente cuando habla de casa okupa piensa en un fumadero, en algo chungo, pero mira cómo tengo yo la mía", dice al salir de ella, tras mostrar los vídeos que había grabado.

"Tengo dos niños, uno con seis meses", dice Juanma, otro vecino. "Delante de ellos (los niños) han estado en mi puerta con una pistolita. A mí no me van a intimidar con una pistola, a mí me intimidan con papeles como que me tienen que echar de la casa", cuenta todavía exaltado por el episodio vivido. La presencia de periodistas en el Titanic no es bien vista por algunos vecinos, aunque muchos aprovechan para reivindicar mejoras para el barrio. "Diles lo de las ratas, aquí hay conejos, no hay ratas", exclama una vecina desde una ventana. "Mira para allá, no hay ni papeleras. Demasiado limpio está esto", apunta Alberto. Otro joven que se suma a la conversación pone el foco en los alcorques vacíos de la plaza. "Los pusieron y no llegaron a plantar árboles. Pues anda que no se ha caído gente ya por eso...", explica. Además, matiza que al estar distribuidos por toda la plaza no pueden entrar las ambulancias en caso de emergencia.

Este viernes tienen pensado ir a Bienestar Social para explicar su situación a los técnicos. Incluso hay quien planea crear una plataforma, porque "no hay derecho". "La alcaldesa nos dice que no nos echa...", comenta Alberto; "Dile a la alcaldesa que no prometa tanto", espeta otra vecina que sigue la conversación en la distancia. Los vecinos temen nuevos cortes. "Nos han quitado la luz, la próxima vez podría ser el agua".

Sobre el autor:

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído