Las chirigotas de Vera Luque y los niños de El Barrio, junto al coro de Luis Rivero, fueron las protagonistas de la tercera sesión de cuartos. También la comparsa de Romero Bey, 'La cara oculta de la luna', sorprendió con sus letras. 

El concurso se nos escapa entre los dedos. A poco más de una semana de la Gran Final, todos van sacando la artillería. Suenan las voces como mil lanzas, las letras empiezan a clavarse más profundas y los golpes son más fuertes. El ejército congoleño ha recordado que viene a pelear. Los niños han plantado sus escudos en el escenario, demostrando que la esencia es primordial en esta batalla. Los músicos serán los últimos en abandonar el barco. Y, como de costumbre, la mujer será la encargada de abrir la veda mostrando sus dos caras. 

Vive, sueña, canta. El coro de Luis Rivero se confirma en las tablas como un firme candidato para la gran noche.El grupo sonó incluso mejor que en preliminares. El primer tango lo dedican a científicos españoles que, a pesar de su gran labor, nadie reconoce mientras en este país solo triunfan famosillos y futbolistas aunque defrauden a hacienda. Original pero plano. En el segundo, sin embargo, hacen una polémica crítica a aquellos que se parten el pecho cantando letras feministas pero llevan a cabo conductas incoherentes con ese mensaje. "No nos engañemos, que en el carnaval de Cádiz se prostituyen las coplas". Cuplé fresquísimo para la detención de Quique Pina, que no ha sido por blanqueo, dicen, sino porque "escribió el cuplé que le dedicaron a la Andreíta". Repaso físico para los políticos nacionales. Nunca se les ve en Cádiz, así que las mujeres se tendrán que conformar con el Kichi...y los hombres con la Teo. El musicoro se mantiene arribita después de este completo pase.

La niña del viento repite en cuartos. Aunque suena bien, ya que tienen muy buenas voces, la presentación sigue siendo un poco estridente cuando rompe. Una primera letra habla de todas las polémicas suscitadas este año, desde el caso Andreíta hasta la participación de Selu en un congreso de Ciudadanos. Es una crítica a esos que tanto se ofenden por todo, rematado con un "aquí es donde nacen las libertades y hay que mamar". Se dispersa tanto en el pasodoble que puede llegar a confundir. Con la segunda letra ocurre algo parecido, que después de varias vueltas acaban criticando la dificultad de encontrar gente de Cádiz en el teatro. El mensaje se pierde en el desarrollo. Los cuplés siguen siendo de comparsa. Parece que un año más se les resistirá la próxima fase. Los congoleños de Vera Luque ya han encendido el piloto automático de concurso. No tengo el congo pa farolillos trae una primera letra potente, donde contraponen el primer mundo al tercero, bien desarrollado y mejor rematado: "no nos separa un estrecho, nos separa un abismo". Como ya hicieron en preliminares, el segundo pasodoble comienza en tono humorístico. Vienen a decir lo mismo que la comparsa anterior en el segundo pasodoble, pero con más arte: "hay más gente de Cádiz en la Superbowl que en el Falla”. Y si algo se le da particularmente bien al Vera son los cuplés. Sacó una buena tanda, con premio para Pablo Motos en el primero y un ingenioso desarrollo de lo difícil que es sacar al perro en Cádiz y que te llamen al móvil. Ha puesto sus primeras cartas sobre la mesa y seguirá jugando. A esperar cómo le viene la próxima mano. 

La inoportuna sigue sonando muy bien, sobresaliendo las voces sobre las letras. La situación del empleo en España protagoniza el primer pasodoble. Segunda letra para Tino, quien les inculcó según cuenta su afición por el carnaval. Regresan cada febrero "y la culpa es sólo tuya" concluyen haciendo un guiño al autor. El primer cuplé solo lo entienden los seguidores de OT (entre los que no nos encontramos); el segundo para el clima. Tal vez no contaban con llegar hasta aquí, pero de todo se aprende. Las esperamos ansiosamente el año que viene. Con la misma poca vergüenza de siempre llegan los niños de El Barrio. Las del convento de Santa María. El primer pasodoble parece estar dedicado a Puigdemont, pero realmente es a un amigo llamado Carlos que ha tenido que emigrar a Bruselas. El segundo hace un repaso por cosas tan de Cádiz como la Uchi en su bicicleta, el Caña en el Falla o el Canal. "Si esto te suena a ruso será que por más que duela hace tiempo que perdimos la esencia de mi concurso". Buena letra, buen desarrollo. En el primer cuplé, muy surrealista, se acuerdan de Doraemon y del Salón Manga. En el segundo, mejor que el primero, su cuñada Pepi se engancha a Narcos. "Menudo o plomo". Renuevan golpes de popurrí y lo terminan quitándose parte del tipo como El perro andalú. Puede que no tengan las mejores voces, pero esta chirigota es Cádiz.

Los Queus de Cádiz abren la segunda parte de la sesión. Primer tango crítico con la aplicación de la Ley de Memoria Histórca "sólo cuando conviene"; conducen la letra hacia el problema de los sin techo para recalcar que hay temas que tienen prioridad. Se dispersa con tantas ideas y la letra pierde intensidad. El segundo de temática capillita. Vuelve a salir Quique Pina en el primer cuplé y un enfado con el jefe protagoniza el segundo. Con jamón todo está mejor... Circulen. La presentación -como el repertorio al completo- de La cara oculta de la luna ha sonado mucho mejor en este pase. En la crónica de preliminares decía que el pasodoble era una vorágine, tanto en forma como en contenido. Lo sigue siendo, pero en una segunda escucha entra mucho mejor. Descubres que es una extraña maravilla de composición. "Verde que te quiero verde", así comienza el primer pasodoble. Una maraña de metáforas que conducen dulcemente hacia el remate dirigido a los incendios producidos el pasado año en Galicia y Doñana. Se dirigen al alcalde en la segunda letra: "Kichi vuelve a la comparsa [...] Que ese sillón no calle tu voz y se apodere de tu rebeldía". Palito al alcalde por alejarse del pueblo, pero lo han dado con mucha elegancia. El popurrí tiene verdaderas joyas poéticas. Sería una sorpresa muy agradable volver a verlas sobre las tablas una vez más. 

Este año nos despedimos. Estos roteños están haciendo una despedida de soltero gitana. Una letra más para los "ofendiditos". En ella se defienden de los que consideraron su chirigota machista en el anterior pase. "Si mi copla hizo daño a las mujeres mi intención nunca fue esa". Una letra incoherente a más no poder con el resto del repertorio. Segunda letra para aquellos aficionados que siguen el concurso en la distancia. A esta chirigota le ha venido muy grande el pase a cuartos. El oro negro vuelve a ser la encargada de cerrar la noche. El primer pasodoble lo dedican a un niño con necesidades especiales. En la segundo letra hacen una reiteración de definiciones de lo que es la sangre, para rematar la letra en defensa de las mujeres que mueren víctimas del maltrato. Enrevesada letra. Igual el año que viene se ponen de acuerdo para saber cuando le toca subir a cada uno y no lo hacen todos a la vez. Al final tuvieron que ir a por más tubos de serpentina plateada para hoy. Espero que no hayan comprado muchos más.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído