javierfergo_empleo_01.jpg
javierfergo_empleo_01.jpg

El paro ha aumentado en 397 personas durante el mes de enero en Jerez, en total 33.326 jerezanos y jerezanas se encuentran desempleados.

Ángela tiene 28 años, un hijo de 6 y “muchas trampas”. En su currículum aparecen cursos de animadora cultural y la titulación de auxiliar de transporte sanitario, aunque por muchos méritos que haga cree que nunca la van a llamar para trabajar de ello. El nuevo año le ha dado un poco de oxígeno, a diferencia de los 397 desempleados y desempleadas más que se han sumado a la trágica lista del paro. De nuevo rebasan la aciaga cifra de los 33.000 parados -exactamente 33.326 jerezanos se encuentran actualmente sin ocupación–, un 1,21% más que en el mes de diciembre. Aunque también se puede ver el vaso medio lleno, ya que el último año el paro ha bajado en casi 1.500 personas en Jerez y este primer mes de 2016 ha sido más favorable que el de 2015.

Los Reyes Magos, sin duda, le trajeron un regalo que necesitaba como agua de mayo. El pasado 7 de enero comenzó a trabajar - al igual que otros 300 jerezanos más– en el Plan de Empleo del Ayuntamiento, concretamente en Medio Ambiente, mantenimiento y jardines. Durante tres meses en su hogar contará con unos 758 euros brutos. Para ella es uno de las mejores ocupaciones que ha tenido. “He trabajado en todo hasta el mes de febrero pasado, limpiando, en bares… el último trabajo que tuve me pagaban poco y me trataban fatal”. En el González Hontoria donde junto al resto de compañeros, la mayoría mujeres, está desempeñando su labor, el buen rollo se palpa en el ambiente. “No tiene nada que ver, incluso los encargados se portan muy bien y nos ayudan con los problemas que tengamos”, asegura.

Este día 2 de febrero, dice, ha cobrado el primer mes y sabe lo que hará con el dinero que gana: “Debo 550 euros de comunidad; limpiar casas de vez en cuando no da para nada”. Su tiempo libre lo dedica a hacer los deberes con su hijo, a las labores domésticas y a buscar empleo. No sale a divertirse como cualquier joven de su edad. “No puedo. Mi vida es muy penosa, que tu hijo te pida cosas y no puedas dárselas…” Una de sus compañeras contratadas en el Plan de Empleo, advierte a Ángela de que su caso no es tan grave porque solo tiene uno, a lo que ella responde que le encantaría tener más hijos, “¿pero cómo, si no puedo?”

Otra componente de la cuadrilla es Rocío, de 32 años y madre de cinco hijos. Su expareja tiene una orden de alejamiento. Estudió hasta 3º de la ESO. Ha trabajado en la cocina de restaurantes, limpiando, cuidando los jardines en un campo de golf… Este trabajo no es soluciona sus problemas económicos pero mejora su espíritu. La casa en la que reside actualmente “es del banco, salió a subasta en septiembre; la asistenta me está gestionando una vivienda social y me ayuda con los cheques”.

Con 46 años, Juani, separada, con dos hijos menores, encadena ayudas y contrataciones como las del Plan de Empleo. Sus padres ya no están y tampoco tiene hermanos. Da gracias a Dios una y otra vez porque heredó de su padre una casa. Sale adelante luchando como puede. Esta jerezana se queja de las pocas salidas laborales que hay en la ciudad, y lamenta la lentitud de los servicios sociales: “Hoy he pedido cita y me la han dado para dentro de dos meses. Cuando no tengo trabajo ni ayudas… ¿mis hijos no comen?”

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído