Medio año con la manutención de su hijo retenida en un juzgado: "No hay derecho a esto"

captura_de_pantalla_2017-12-18_a_las_11.52.04.png
captura_de_pantalla_2017-12-18_a_las_11.52.04.png

"Si mi exmarido hubiese estado sin pagarme cuatro meses hubiera cometido un delito, pero como es el Juzgado el que no me paga, aquí no pasa nada", denuncia Laura Fernández, de 38 años.

"Hace seis meses que el dinero de la manutención de mi hijo está ingresado en la cuenta del Juzgado de Familia de Jerez de la Frontera, sin que podamos cobrarlo. Si mi exmarido hubiese estado sin pagarme cuatro meses hubiera cometido un delito, pero como es el juzgado el que no me paga, aquí no pasa nada". Laura Fernández tiene 38 años y un amor propio curtido para sobreponerse a las humillaciones. Cada vez que se acerca al Juzgado de Familia de Jerez de la Frontera —asegura— se siente impotente. "El trato que recibo podría ser mejor de lo que es. Podrían ponerse en nuestro lugar (...) resolviendo situaciones como la que yo tengo; que por cierto, son más mujeres las que dice mi abogado que están en mi misma situación. Por lo menos otras cinco". 

La empresa en la que trabaja el exmarido de Laura le retiene mensualmente unos 450 euros. Ese dinero lo ingresa en la cuenta de consignaciones y depósito judicial en concepto de manutención. "Una cuenta que sólo puede tocar la única secretaria judicial que hay en este juzgado y la que siempre me responde que tiene muchísimo trabajo", insiste Laura.

"Mi abogado y yo tuvimos que buscarnos la vida para averiguar dónde trabajaba el padre de mi hijo, decirle al juez que tenía un empleo, un sueldo. Cuando conseguimos que la empresa en la que trabaja le retenga la nómina para pagar sus compromisos con mi hijo, resulta que el dinero se acumula en este juzgado y ¡no puedo disponer de él! En mi caso —explica Laura— el retraso ha llegado a ser de seis meses. Afortunadamente mi situación es mejor al de otras mujeres. Pero es que no hay derecho, no hay derecho. ¡Seis meses con el dinero ingresado en la cuenta del Juzgado y sin poder cobrarlo!".

Desde el Juzgado de Familia de Jerez reconocen un retraso en los pagos de tres meses. El motivo: exceso de trabajo. El pasado año se incoaron 3.418 asuntos parecidos al de Laura; cada año entran unos tres mil casos similares; se han dictado 1.160 decretos y más de 2.300 señalamientos. La abrumadora carga de trabajo del único Juzgado de Familia que tiene Jerez hace necesaria, al menos, la contratación de un segundo secretario judicial, única persona que puede realizar los pagos de este tipo.

Laura es honesta al contar que su situación, a pesar de la gravedad de la operación a la que ha sido sometida, es mejor que la de otras mujeres que ha conocido cuando va a reclamar su manutención. "Hay más mujeres en esta situación como la mía, pero algunas (tienen miedo) iban a venir aquí conmigo y me han llamado diciendo que no podían".

Sobre el autor:

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído