A la fenomenal racha de la primera plantilla del Cádiz CF hay que añadir el estado de forma del Cádiz B y de algunas de las disciplinas deportivas con las que la entidad cadista colabora.

Ya es de sobra conocido el buen momento por el que atraviesa, en la mayoría de aspectos, el Cádiz CF Con el primer equipo afianzado en la parte alta de la tabla de Segunda División tras nueve partidos consecutivos sin conocer la derrota, la afición amarilla puede disfrutar de una Navidad tranquila al quedar el descenso, objetivo prioritario del club, a una distancia más que considerable. De hecho, el estado de forma actual de los pupilos de Álvaro Cervera constituye una de las mejores rachas de Europa.

Pero no solo la primera plantilla goza de una excelente salud. El primer filial, el Cádiz B o la bandita (apodo que se está imponiendo por la lucha y la entrega de los jugadores de Mere y que recuerdan a la garra de la banda del primer equipo) ha cerrado el año liderando en solitario, y con solo una derrota en 20 jornadas, la tabla del grupo X de Tercera División, poniendo así la directa hacia Segunda División B, una categoría que hasta hace dos temporadas pertenecía a la primera plantilla. Y es que durante el año 2017 los Manu Vallejo, David Toro, Paco Olano y compañía solo han hincado la rodilla en cinco ocasiones.

También en el mismo deporte, aunque en la rama femenina, disfruta de un buen momento el cadismo. Las chicas entrenadas por Emilio Soler comandan con puño de hierro el grupo gaditano de Segunda División Andaluza y, tras 11 jornadas, cuentan con sus partidos por victorias y llevan tan solo siete goles en contra. Aventajando en ocho puntos al Guadalcacín, precisamente su próximo rival a mediados de enero, las jugadoras amarillas quieren dar el salto a la categoría de plata del fútbol femenino español, un objetivo que no pudieron lograr la temporada pasada al caer en la fase de ascenso ante el Cultural Asako de Motril.

En cuanto al fútbol sala, el líder, que también viste de color amarillo, aventaja en nueve puntos al segundo clasificado. El Cádiz Virgili, que cada temporada se muestra como el rival más fuerte del grupo 17 de la Tercera División, busca el ansiado ascenso a Segunda División B, algo que no ha podido conseguir en los despachos en las últimas temporadas a pesar de ganárselo cada domingo en las canchas de fútbol sala de toda Andalucía, pero la falta de un apoyo económico estable, sin embargo, ha imposibilitado un ascenso más que merecido para la plantilla de Nacho Arregui.

Por otra parte, en el voleibol el Cádiz CF 2012, que disputa la Primera División (la tercera categoría nacional), marcha tercero con 12 puntos tras siete jornadas, mientras que el Club Rugby Cádiz C.F. difiere del buen momento del que gozan el resto de disciplinas cadistas y, tras ganar solo un partido en las cuatro jornadas disputadas, ocupa el penúltimo lugar de la clasificación de 2ª Regional.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído