El colegio Salesianos de Cádiz, en una imagen de archivo.
El colegio Salesianos de Cádiz, en una imagen de archivo.

La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora ha expresado su "absoluto respeto" por el procedimiento judicial y su ánimo de plena colaboración.

La Congregación Salesiana ha confiado en que "resplandezca la verdad" en el procedimiento judicial contra el exdirector del colegio Salesianos en Cádiz por supuestos abusos a alumnos menores de edad entre 2011 y 2013, manifestando que "espera y desea su libre absolución" mediante la acreditación en el juicio que se desarrolla en la Audiencia Provincial de Cádiz de que no realizó las actuaciones que se le imputan y para el que la Fiscalía pide 38 años de cárcel por doce delitos de abusos sexuales contra menores.

En un comunicado, la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora ha expresado su "absoluto respeto" por el devenir del procedimiento judicial, su ánimo de "plena colaboración" con la justicia y su "confianza en la correcta actuación de las actuaciones judiciales", por lo que ha estimado adecuado "no hacer ninguna declaración que pueda interferir en dicho proceso".

Ha apuntado que su objetivo principal es "la protección y el bienestar de los menores y jóvenes destinatarios de sus presencias y colegios", resaltando que dicha pretensión no contempla excepciones. No obstante, ha indicado que "espera y desea la libre absolución del salesiano mediante la acreditación en el juicio de que no realizó las actuaciones que se le imputan". Han aclaclarado que el proceder en la defensa judicial de por parte de la congregación ha sido el establecido en un protocolo interno y previo a este caso.

Dicho protocolo determina que "si un salesiano es denunciado, se declara a sí mismo inocente y no hay manifiestas evidencias de su culpabilidad, la congregación, con sus propios servicios jurídicos, asume la defensa del mismo durante la instrucción" y siempre y cuando el salesiano así lo acepte. Una vez acabada la instrucción, si existe imputación, la defensa judicial pasa a ser asignada a un letrado "ajeno a los servicios de la congregación" y elegido por el imputado.

Al respecto, ha indicado que es "exactamente así como se ha procedido en este caso", puntualizando que si los servicios jurídicos de la congregación no continúan con la defensa del salesiano en esta parte del procedimiento "se debe exclusivamente a un criterio objetivo y fijado en el protocolo de la congregación, situación que nada tiene que ver con el devenir de este caso concreto".

Por último, ha mostrado su agradecimiento a cuantas personas han "acompañado y se han hecho presentes y cercanas con su consideración y cariño en esta difícil situación, cuya mera existencia provoca profunda desazón".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído