Los portátiles de la Junta acaban en el 'todo a 100' de las webs de compra y venta

portatil
portatil

Entre 2009 y 2014 se invirtieron cerca de 100 millones de euros para dotar de ordenadores a profesores y alumnos de quinto y sexto de Primaria. Hoy, particulares los venden por entre 30 y 60 euros.

En 2009, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobaba una inversión de 65,6 millones de euros para dotar de ordenadores a más de 190.500 personas, entre profesores y alumnos de quinto y sexto de Primaria escolarizados en centros públicos y concertados. Se trataba, según informaba la Junta, de “ultraportátiles” con pantalla de 10,1 pulgadas. En 2014 se conocía, primero, que la Junta se gastaría 7,6 millones para comprar 27.423 tabletas digitales destinados a los alumnos de sexto de Primaria de los colegios públicos andaluces, y posteriormente, en septiembre, que invertiría 12,8 millones en la compra de 30.974 ordenadores de sobremesa. En total, si sumamos estos tres datos, 86 millones de euros, lo que traducido a las antiguas pesetas sería algo así como 14.000 millones.

Años después de esa inversión tecnológica para situar a los colegios andaluces, presuntamente, en el Siglo XXI, la mayoría de ese material ha quedado desactualizado y casi inservible desde que los colegios dejaron de exigirlo, toda vez que además, básicamente por motivos de seguridad, había páginas de internet a las que no podían acceder los alumnos. La poca memoria también era un problema de estos ordenadores, sobre todo al instalárseles el sistema operativo Windows, que los ralentizaba todavía más.

La Junta de Andalucía, aunque tenía la titularidad de los portátiles, nunca obligó a las familias a que los devolvieran. De hecho calculó que más de un 70 por ciento del total se encontraban "rotos o desconectados" en los centros escolares, si no desaparecidos. Muchos todavía andan por armarios y cajas en domicilios particulares.Lo cierto es que aquella inversión millonaria de dinero público -en plena crisis económica, todo hay que recordarlo- ha acabado, en su mayoría, vendiéndose casi al peso en multitud de webs de compra y venta e incluso en mercadillos. Entre 30 y 60 euros es el precio habitual de estos portátiles que algunos reconocen que venden "por necesidad". Igualmente se encuentran anuncios de personas que venden sus piezas sueltas, como placa base, teclados o sus fundas.

Pero no todos los portátiles de la Junta acaban igual. Según publicaba recientemente ABC, la Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada está reciclando muchos de estos ordenadores. De esta manera se han reactivado una decena a los que han reinstalado sus sistemas operativos evitando los programas de gestión específica que los ralentizaban con actualizaciones predeterminadas. En cuanto a los que no funcionan, se aprovechan sus piezas para reciclarlos para otros portáiles. 

Sobre el autor:

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído