Protesta-colegio-San-Juan-de-Dios-04
Protesta-colegio-San-Juan-de-Dios-04

Los padres del CEIP San Juan de Dios no pueden más. Están hartos de que los ninguneen y de que no les solucionen las deficiencias que presenta el centro. Que son muchas. Llevan varios años reivindicando mejoras en el colegio, que van llegando a cuentagotas. Tras mucho pelear consiguieron arreglar la instalación eléctrica, que era bastante arcaica y en algunas zonas dejaba al alcance de niños cables pelados y enchufes en pésimas condiciones. Pero tienen otros muchos problemas. El patio de Infantil se inunda cada vez que llueve, en esta zona hay un cuarto ("de las ratas o en ruinas", lo llaman), que está en pésimas condiciones y que pertenece a la Junta. El Ayuntamiento, mientras el ente autonómico otorga los permisos para demolerlo o repararlo, ofreció apuntalarlo "pero ni eso", lamenta Mercedes Barba, vocal de la Ampa. También piden al gobierno local que les desbroce los terrenos donde tienen instalados el huerto escolar, un proyecto del propio colegio.

"Nos ofrecimos a limpiarlo nosotros si nos facilitaban una cuba y tampoco nos la han dado", apunta Barba. Pero lo que más mosquea a los padres del San Juan de Dios es que sus hijos usen como comedor el gimnasio, que para más inri, el instituto de al lado (Josefa de los Reyes) utiliza como almacén. Además, la Junta le ha retirado la ayuda compensatoria al centro, una partida que garantizaba el acceso a la educación de familias con problemas económicos y también les permitía tener un profesor de apoyo. "Tenemos niños rumanos que no han estado escolarizados nunca y vienen aquí con nueve o diez años, tenemos mucho trabajo", dice Mercedes Barba. De los 149 alumnos del colegio, 103 reciben bonificación del 100% para el comedor y actividades extraescolares, "lo que da idea de la falta que nos hace", dice la vocal de la Ampa.

Por eso han estallado y se han lanzado a la calle a reivindicar estas y otras mejoras para el centro. "No somos un colegio de segunda", rezaba en una de las pancartas que sostenía una de las madres en la antigua N-IV, junto a la salida trasera del colegio. "¡Un gimnasio no es un comedor!", gritaban al unísono otras cuantas madres. Ellas lo tienen claro: "No vamos a parar hasta que no esté en condiciones". Barba apunta: "No podemos tener esta imagen, estamos haciendo muchas cosas, como un proyecto de huerto escolar, grupos interactivos, talleres de lectura, una obra de teatro... Esta imagen no podemos tenerla porque no se corresponde con la verdad". Anabel Cano tiene dos niños en el colegio.

Uno con cuatro años y otro con once. Ella fue alumna del San Juan de Dios y critica que sus hijos estudien en un centro con estas condiciones. "Los baños se atascan, comen en el gimnasio, el patio se inunda... No podemos más, no nos escuchan", se queja. En la protesta también estuvieron padres de otros centros, como el Alfonso X, miembros de la Asociación de Desempleados de la Costa Noroeste, sindicatos como Ustea o incluso partidos políticos como Foro Ciudadano, cuyo alcaldable Raúl Ramírez ha mostrado su apoyo a las reivindicaciones del centro: "Queremos que los padres y madres tengan a sus hijos en colegios dignos y en condiciones".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído