Los dueños de La Vega estudian la forma de remodelarla por completo en los próximos meses

Interior de la cafetería La Vega, en una imagen retrospectiva. FOTO: MANU GARCÍA
Interior de la cafetería La Vega, en una imagen retrospectiva. FOTO: MANU GARCÍA

La obra era una de las condiciones que había impuesto Cristina Herrero, propietaria del inmueble, a los empresarios chinos que se hicieron cargo de la cafetería en el verano de 2010.

Han pasado siete años desde que los empresarios chinos Suli Lui y Sui Ping Zhang se pusieran al frente de la emblemática cafetería La Vega, en la plaza Esteve. La pareja oriental, que ya regentaba otros negocios en Jerez y en otras ciudades españolas, cerraban en el verano de 2010 el alquiler, por 15 años, con la dueña del inmueble, Cristina Herrero, una de las herederas del llamado imperio del calzado en Jerez. Entre las condiciones que se ponían sobre la mesa a la hora de cerrar el acuerdo estaba la remodelación de unas instalaciones que, en sus más de 50 años, apenas han sufrido cambios. 

Tras sortear los años de crisis, a nadie escapa que La Vega necesita ya no solo un lavado de cara, sino una profunda obra que le vuelva a dar lustre y lo convierta en un lugar adaptado a los nuevos tiempos, en una época en la que precisamente la competencia en el mundo de la hostelería es feroz. Lo sabe bien Herrero y lo saben bien los empresarios orientales, que, según ha podido saber lavozdelsur.es estudian la fórmula para que los trabajos comiencen en los próximos meses.Los trabajos, más allá de cambiar la estética sesentera del local, servirán para modernizar unas instalaciones que lo están pidiendo a gritos, que presentan muchas carencias y que en varios aspectos se han quedado obsoletas. El proyecto de remodelación ya está listo y contempla una reforma total: cocina más amplia, una barra que ocuparía mayor espacio, un salón comedor, una terraza cerrada con mamparas, nueva iluminación, ascensores… Hasta se plantea trasladar el despacho de churros a un lugar independiente, dada la suciedad que genera en un sitio cerrado. Lo único que no cambiaría serían las enormes y características cristaleras del edificio.

Si bien se barajaron dos fechas para el comienzo de los trabajos —esta pasada Semana Santa y este próximo otoño— dos aspectos ralentizan que este atractivo proyecto salga adelante de manera inminente, según las fuentes consultadas por lavozdelsur.es. De un lado, las dudas que hay en torno al anexo edificio del IARA, cuyo futuro sigue todavía sin estar claro, ya que si se echara abajo podría afectar a la actual cafetería. De otro lado, el interés de los arrendatarios por ampliar la fecha del alquiler —que finaliza en 2025— , ya que entienden que una obra de tal envergadura necesitará años para rentabilizarse. En este sentido, esto es algo que aún se está negociando con la parte arrendataria. Igualmente, lo que también está aún planteándose es qué hacer con la plantilla el tiempo que duren los trabajos (se estima que entre seis y nueve meses). Así, la idea que los dueños ven más factible es que la misma se acogiera a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). La historia de La Vega viene aparejada al centro y a la plaza Esteve desde finales del siglo XIX, cuando allí se ubicaba la llamada Antigua Tienda de Vega. La antigua Vega se situaba por entonces junto a Los Madrileños y a un local de billares, si bien tras la remodelación de Esteve, que incluyó la demolición parcial del mercado de abastos y la construcción del edificio del IARA, cambió a su actual ubicación, en un local mucho más amplio que se hizo famoso por los conciertos nocturnos del artista jerezano ‘Melody jazz’. Otros tiempos, muy diferentes a los de ahora, que sin embargo no han cambiado el ajetreo constante de jerezanos y foráneos para desayunar o tomar una tapa antes o después de realizar alguna compra en el centro.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído