Los comercios de Acoje, excepto servicios básicos, echan el cierre, pero mantienen tiendas 'online'

"En 'Facebook', 'Whatssap' y teléfonos nos tienen a su disposición, necesitamos trabajar para poder sacar nuestras empresas adelante", señalan

Tres jóvenes, en la plaza del Caballo con mascarillas, esta noche del viernes en Jerez. FOTO: ESTEBAN ABIÓN
Tres jóvenes, en la plaza del Caballo con mascarillas, esta noche del viernes en Jerez. FOTO: ESTEBAN ABIÓN

Los comercios del centro de Jerez dentro de Acoje (Asociación de Comerciantes de Jerez) cierran desde este sábado. Así lo han hecho saber en un comunicado tras indicar que, al menos, el comercio al aire libre resultaba menos peligroso que las grandes superficies. El decreto de alarma del Gobierno, que se suma a peticiones de no salir a la calle por el coronavirus, han sumado para que a lo largo del viernes se dé la vuelta a la situación y a última hora comuncaban que echan el cierre.

Lo hacen excepto farmacias, alimentación y servicios básicos en general, en la línea de las decisiones tomadas por el momento por los gobiernos autonómicos que imponen restricciones severas. El objetivo es mantener en todo momento en marcha el abastecimiento de los productos necesarios para el día a día.

Sin embargo, la presidenta de Acoje, Nela García, indicaba que "en Facebook, Whatssap y teléfonos nos tienen a su disposición, necesitamos trabajar para poder sacar nuestras empresas adelante". "Habrá ayudas de aplazamientos (de impuestos), habrá créditos, pero tendremos que pagarlos más adelante, y tenemos que comer también estos días, nuestro trabajo depende de las ventas", lamentan los comerciantes.

"Cerrar ahora y seguir las indicaciones de los responsables sanitarios es absolutamente necesario para intentar atajar este problema cuanto antes y que la recuperación pueda ser lo antes posible". Y ese lo antes posible tiene un significado para ser optimistas. "Si somos serios y responsables, estamos a tiempo de salvar el mes de mayo y los siguientes".

Todo ello, porque se abre un tiempo nuevo, pero las consecuencias económicas a día de hoy no se pueden prever más allá de saberse que serán muy negativas. "Los puestos de trabajo dependen de las ventas, y lo poco que podamos vender estas semanas dependerá de que se sigan acordando de nosotros nuestros clientes, y de que podamos atender sus necesidades... Y cuando todo pase, que pasará y entre todos lo conseguiremos, todos y cada uno debemos aportar para salvar a los comercios locales y los puestos de trabajo que dependen de ellos", remacha García.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído