“Los colectivos de mujeres son menospreciados, existe la idea de que van a tomar café”

lourdes_2.jpg
lourdes_2.jpg

Lourdes Menacho, educadora social, advierte de que los hombres ocupan la mayoría de los puestos de poder, a pesar de que las vecinas del Jerez rural son más reivindicativas y comprometidas.

El impulso de las asociaciones y colectivos de mujeres de Jerez y la zona rural tuvo lugar en los años 80, a través de subvenciones y recursos humanos, técnicos y técnicas, cuya misión principal consistía en enseñar a participar a la ciudadanía. En el Día de la Mujer Rural, La Barca acoge una jornada sobre la Importancia del asociacionismo en el mundo rural. En ella se constata que las entidades sin ánimo de lucro nacen para realizar una actividad de reivindicación o defensa de unos intereses no reconocidos. Tres décadas después las organizaciones de mujeres del Jerez rural se encuentran en el mismo contexto, son miembros de esos colectivos, pero pocas ocupan cargos relevantes en instituciones o en la Administración. “Yo no me quiero quedar en un espacio de mujeres”, afirma Lourdes Menacho, secretaria general del Colegio Profesional de Educadoras y Educadores de Andalucía y de la Asociación Cultural Levante de Cuartillos y una de las ponentes.

Menacho, educadora social con una amplia experiencia en el movimiento asociativo, ha acompañado muchos procesos de participación, asegura que las vecinas de la zona rural tienen mayor dificultad para asociarse. “Los colectivos de mujeres son menospreciados, existe la idea de que van a tomar café”, lamenta. Advierte de que en un principio fue así, “se reunían y hablaban de ellas mismas, aprendían a funcionar y a participar”. El asociacionismo les permite evitar situaciones de soledad, aislamiento, empoderarse, a establecer contactos y a emprender acciones conjuntas.

En la actualidad, un amplio porcentaje de mujeres de la zona rural que toman parte en un colectivo, lo hacen en asociaciones vecinales, de mujeres y de las AMPA. Mientras los hombres, en su mayoría, son miembros de asociaciones lúdicas y deportivas, las mujeres copan las organizaciones reivindicativas, y de ayuda a los demás. “Las asociaciones del disfrute suelen estar compuestas en su mayoría por chicos. Las mujeres se implican más, son más comprometidas”. A lo largo de la jornada también han destacado el papel fundamental de las mujeres y los movimientos asociativos con la crisis. “Son ellas las que realizan los servicios que se dejan de prestar, las que llevan a los hijos al colegio cuando eliminan las rutas de transporte escolar”, por ejemplo.

Según Lourdes Menacho, una de las problemáticas que existen en torno al asociacionismo es que éste ha copiado el modelo de las administraciones: “Igual que sucede en los Ayuntamientos rurales de Jerez, en los cuales siete alcaldes pedáneos son hombres y solo dos son mujeres, los hombres ocupan los puestos de poder”, todo ello a pesar de que las mujeres son las que alzan la voz y dan la cara por todos los colectivos sociales. Otro aspecto que considera preocupante es la falta de continuidad, ya que, de las 139 asociaciones constituidas en la zona rural de Jerez, solo dos son juveniles, y alerta de que evidencia la crisis del asociacionismo en general.

Sobre el autor:

María Luisa Parra

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído