Maria-Antonia-Prado-2-300x165
Maria-Antonia-Prado-2-300x165

El delegado de Personal, Javier Durá, asegura que el Gobierno local se esfuerza en "poner orden donde había un caos que permitía a algunos privilegios económicos inconcebibles e inasumibles", mientras que María Antonia Prado, jefa de gabinete, percibe más de 2.000 euros en productividades, cifra que se disparó en la anterior etapa de Pelayo como alcaldesa

Tras el encuentro informativo organizado ayer por la Agrupación de Técnicos Municipales (ATMJ) para dar a conocer las políticas de Personal llevadas a cabo por el Gobierno local, el Ayuntamiento contesta hoy a través del teniente de alcalde y delegado de Personal, Javier Durá, quien subraya el "esfuerzo" de los populares por "poner orden donde había un caos que permitía a algunos privilegios económicos inconcebibles e inasumibles". Durá asegura que el Gobierno local "ha realizado y sigue realizando un esfuerzo continuo que persigue la normalidad del Ayuntamiento y de su estructura y en el marco de la legalidad vigente".

Durá también añade: "Nos encontramos un catálogo de puestos desfasado y con retribuciones individualizadas y arbitrarias que quedaban al margen de cualquier valoración". Lo que se le olvida mencionar al delegado de Personal es que en la actual organización del Ayuntamiento se siguen manteniendo puestos con altas productividades, como las de la jefa de gabinete de Presidencia, María Antonia Prado, que viene percibiendo jugosas cantidades en este concepto, tanto en la anterior etapa de María José García-Pelayo como alcaldesa (junio de 2003 - enero de 2005) como en la actual. El 24 de julio de 2003, apenas un mes después de llegar a la Alcaldía, el Gobierno local aprobó la asignación de 24.049,20 euros en concepto de productividad para Prado, correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de julio y el 31 de julio de diciembre de 2003, a razón de 4.008 euros por mes. Un par de semanas después, esta productividad fue aumentada en 3.455,72 euros, como se puede observar en los documentos a los que ha tenido acceso La Voz del Sur y que acompañan a esta información. Aunque en la actualidad no mantiene estas retribuciones y ha experimentado una rebaja en las productividades que percibe, ya que desde el pasado mes de octubre María Antonia Prado recibe 1.154,17 euros mensuales por este concepto. Desde febrero es además directora de Alcaldía, aunque con el sueldo del extinto puesto de Coordinador General, más elevado, siendo así la única directora de servicio con esta asignación.

Las contradicciones no acaban ahí, ya que aunque el Gobierno local anunció hace unas semanas la convocatoria de un concurso de méritos para la provisión de seis puestos de funcionarios en Urbanismo y diez en la Intervención Municipal, Secretaría General y Tesorería, pocos días antes se aprobó en Junta de Gobierno local la asignación de más de 40 personas por comisión de servicio, es decir, "a dedo", como explicó la presidenta de la ATMJ, Milagros Abascal, a este medio en una entrevista realizada días atrás, una práctica que para Abascal "demuestra el oscurantismo" con el que trabaja el Ayuntamiento.

La polémica por la política de Personal llevada a cabo por el Gobierno local viene siendo constante durante esta legislatura, ya que la ATMJ ha interpuesto una decena de demandas e incluso una representación de afectados por el ERE municipal, pendientes de su causa por el Tribunal Supremo, aseguraron el pasado mes de enero que los criterios empleados son “absolutamente arbitrarios, impropios de una administración pública”.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído