La quema de contenedores le cuesta en 2016 casi 100.000 euros al Ayuntamiento

El vandalismo urbano se ha cobrado desde enero 86 contenedores, cada uno con un gasto ligeramente superior a los 1.000 euros.

El vandalismo sale caro. Que se lo digan al Ayuntamiento de Jerez, que en bancarrota y con mil millones de deuda, tiene que hacer frente a gastos extra derivados del incivismo de unos pocos.

De entre todas las formas de gamberrismo, es la quema de contenedores lo que le supone un mayor desembolso económico y lo que, desgraciadamente, más se está repitiendo en los últimos tiempos. A punto de cerrar 2016, en Jerez, y desde enero, se han quemado 86 contenedores, lo que supone un gasto de más de 92.000 euros. En concreto, según datos a los que ha tenido acceso este medio, se han perdido 49 de residuos urbanos, 16 de envases y 21 de papel y cartón. Cada uno de estos contenedores tiene un coste ligeramente superior a los 1.000 euros.

Lo cierto es que desde que comenzó la crisis los contenedores han estado también en el ojo de aquellos que se ganan la vida vendiendo chatarra al peso, ya que muchas personas se dedican a robar las barras que sirven de pedal para abrirlos,  lo que obligó a Urbaser, concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basura, a sustituirlos usando para su fabricación un material más económico del que usaba normalmente –hierro galvanizado en lugar de acero inoxidable-.

Aun así, en los últimos años, y en cuanto a contenedores quemados se refiere, la palma se la lleva el año 2012, cuando se quemaron en Jerez más de 420. Eso sí, 300 de ellos se incendiaron por una situación anómala como lo fue la huelga de recogida de basura que se prolongó varias semanas.

Las pintadas en las paredes, otra forma de vandalismo muy extendida, también suponen un gasto, aunque en este caso desde el Ayuntamiento afirman que es prácticamente “incuantificable” el gasto debido a las muchísimas que se hacen a lo largo del año. Bancos, papeleras o farolas son también objetivo común de los incívicos, aunque en estos casos el Consistorio tampoco ha podido facilitar estos gastos de reposición.

Desde el Ayuntamiento recuerdan no solo el inmenso gasto económico que supone reponer todo este mobiliario urbano, también de personal, ya que desempeñan labores de sustitución y reposición que podrían emplear para otros menesteres. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído