"La Junta tiene la patología compulsiva de no tener vergüenza"

desalojado_constancia_001.jpg
desalojado_constancia_001.jpg

Paco Flores, presidente vecinal de La Constancia, afirma que el programa de rehabilitación presentado por el Ayuntamiento "no es la panacea" ya que en 2010 se firmó y al final "quedó en nada". 

Diez días después de tener que abandonar de manera apresurada su vivienda tras escuchar un gran crujido, Loli Dueñas podría volver a dormir hoy en su cama. Eso al menos cree, o quiere creer, a tenor de lo que le han comentado los técnicos de Urbanismo y después de que este fin de semana se hicieran algunas pequeñas actuaciones en su domicilio del bloque 3 de la calle Manolete, en La Constancia.

La vecina, a punto de cumplir los 60 años, no sabe lo que es vivir en otro lugar que no sea entre esas cuatro paredes, aunque en los últimos días se haya visto obligada a realojarse en un hotel, que le paga el Ayuntamiento. Este pasado fin de semana tuvo permiso para subir a su casa para limpiarla porque “estaba todo blanco de escayola”, así que se muestra esperanzada de que en las próximas horas pueda volver a la que ha sido su domicilio desde 1957.

Loli, afirma, se muestra “esperanzada” tras la reunión que mantuvo la alcaldesa con los vecinos de su bloque recientemente, y en la que les explicó el plan que hay previsto a tres bandas –Ayuntamiento, Junta y Gobierno central- para que se puedan acometer las obras en el menor tiempo posible. Sin embargo, el presidente de la asociación de vecinos de La Constancia, Paco Flores, que lleva más de una década luchando por la rehabilitación integral de su barrio y que en todo este tiempo ha “oído de todo”, no es de la misma opinión que ella.

“Esto que han planteado no es la panacea”, afirma tajante preguntado al respecto, porque afirma que la barriada ya estaba acogida a este plan “en 2010”. “Teníamos la firma del por entonces ministro de Fomento, José Blanco, de María José García-Pelayo y de la consejera Josefina Cruz y al final la barriada se quedó fuera porque la Junta no mandó la relación nominal de viviendas. De la Junta no me fío ni un pelo”. De esta manera, Flores afirma que independientemente de que este plan salga o no adelante, seguirán insistiendo en las obras de las cuatro viviendas (Juan Belmonte 5, Manuel Lara 1 y 11 y Lagartijo 6) que desde 2009 están aprobadas dentro del programa de Rehabilitación Singular, porque entiende que es complementario y porque “en sede parlamentaria el consejero afirmó que se llevarían a cabo antes de finalizar el pasado año”. De lo contrario, avisa, se podría estar cometiendo "un presunto delito de prevaricación dolosa por engaño. Cuando se firma un acuerdo que tiene una finalidad concreta la administración está obligado a cumplirla porque tiene carácter ejecutivo”.

A la vista de la situación, y de que en el terreno de la Sanidad ya se están empezando a conseguir resultados gracias a las movilizaciones ciudadanas, el presidente vecinal anuncia de que en La Constancia van a seguir el mismo camino. “Vamos a llenar todos los balcones de paños negros y volveremos a colocar las pancartas. Y si los vecinos nos respaldan, saldremos a la calle, porque está visto que si no es así no se consiguen las cosas. Engañar no nos van a engañar más. La Junta tiene la patología compulsiva de no tener vergüenza”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído