La explotación publicitaria del mobiliario urbano en Jerez saldrá a concurso público después de 30 años

El Ayuntamiento firmó un contrato con Cemusa en 1989 —adquirida en 2015 por la francesa JCDecaux tras ir a la ruina— a cambio de 2.000 pesetas por mupi. Ahora se estima que las arcas municipales pueden ingresar unos 300.000 euros por unos 300 espacios publicitarios en la vía pública

Marquesina en Esteve, con carteles pegados sobre el espacio que ahora el Ayuntamiento pretende volver a comercializar. FOTO: MANU GARCÍA
Marquesina en Esteve, con carteles pegados sobre el espacio que ahora el Ayuntamiento pretende volver a comercializar. FOTO: MANU GARCÍA

El Ayuntamiento de Jerez firmó el 5 de diciembre de 1989 un contrato con Corporación Española de Mobiliario Urbano SA (Cemusa) para la concesión administrativa de dominio público para la explotación publicitaria de las marquesinas de las paradas de autobuses urbanos, mupis (soportes publicitarios instalados en la vía pública), aseos públicos, columnas y másteres publicitarios a cambio de 2.000 pesetas de la época al año por cada mupi. Sin más, dicha concesión se fue prorrogando sin salir nunca a concurso público y la cantidad simplemente se fue actualizando con un incremento conforme al IPC, hasta llegar en 2017 a un canon anual por 125 mupis en la ciudad de 3.275 euros, lo que equivale a unos 26 euros de canon por cada soporte.

En noviembre de 2015, la multinacional francesa JCDecaux —probablemente la mayor comercializadora de soportes de este tipo en el mundo— compró el 100% de la española Cemusa a su propietaria, FCC, por 80 millones de euros, e inmediatamente puso en la calle al 80% de su plantilla —cuatro trabajadores en Jerez perdieron su empleo—. Desde noviembre de 2017, el Ayuntamiento no dio por liquidado el asunto con Cemusa y exigió a la nueva propietaria que entregara el mobiliario urbano, el cual sorprendentemente no podía tocar el Ayuntamiento por estar bajo esa concesión precaria de finales de los 80.

Este litigio ha dado lugar a que durante años se hayan visto esos postes, marquesinas y mupis en blanco, sin ningún tipo de explotación publicitaria. Ahora, treinta años después del primer contrato paupérrimo con Cemusa, el gobierno municipal prepara el concurso público, que espera poner en marcha antes de finalizar el presente 2019. Esa fue precisamente la respuesta que el ejecutivo socialista ofreció al grupo municipal Cs al preguntar por esta falta de explotación de los referidos espacios de la vía pública.

En 2017, la concesión municipal prorrogada 'sine die' era de apenas 26 euros por cada soporte

Con la antigua empresa concesionaria Cemusa (actualmente JCDecaux) no se ha firmado el acta de entrega o recepción del mobiliario urbano (marquesinas) hasta el pasado 26 de agosto de 2019, según se expuso en el último pleno municipal, "debido a varias discrepancias en cuanto al material a recepcionar y al canon pendiente de liquidar —finalmente la liquidación resulta un saldo a favor del Ayuntamiento de 18.120 euros, mayor a la recaudación en el supuesto de haber continuado con la leonina concesión—. El retraso en la firma de este acta ha impedido poder licitar la mencionada concesión. Una vez resuelto ya este asunto, y se apruebe la actualización del estudio económico, se realizará la licitación, estimada para antes de la finalización del año".

Las previsiones, como ya en su momento expuso la oposición, pasan por ingresar una media de 1.000 euros diarios (más de 350.000 euros al año) por más de 300 soportes en la vía pública entre marquesinas, mupis, y demás elementos de mobiliario urbano susceptibles de incorporar publicidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído