Sementales6__2_.jpg
Sementales6__2_.jpg

El consejo de administración de la empresa municipal de Suelo, Emusujesa, aprobará este miércoles, dentro de los cinco puntos fijados en el orden del día, el desestimiento del proceso de fusión con la empresa municipal de Vivienda, Emuvijesa, así como la renuncia a otros proyectos como la finalización de las obras de urbanización de San Jerónimo-Las Flores; la compra de tres parcelas en el Parque Tecnológico Agroindustrial; y la cancelación de la contratación de la asistencia técnica externa para la elaboración de un plan integral de uso y explotación del Depósito de Sementales, así como la propuesta al Ayuntamiento de revocación del encargo.

Según ha podido saber La Voz del Sur, se trata del principio del fin de una entidad municipal cuyas cuentas están embargadas por Hacienda desde principios de año debido a la exigencia de devolución de casi 8 millones en subvenciones de un plan estatal de reindustrialización. Esta circunstancia, por cierto, provoca que los trabajadores de Emusujesa acumulen cuatro nóminas sin cobrar (diciembre y la paga extraordinaria, enero y febrero). La situación es límite en el seno de esta entidad que estaba llamada a ser la nueva Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), tal y como la concibió el gobierno de María José García-Pelayo y, especialmente, su vicealcalde Antonio Saldaña, pero que ahora camina rumbo a la disolución. Una liquidación que se realizará, han indicado fuentes municipales a este medio, a la manera en las que se han llevado a cabo las extinciones de empresas como Jereyssa y Onda Jerez, las cuales han cedido sus activos al Ayuntamiento y éste ha absorbido a su personal.

Con la renuncia a la fusión prevista con Emuvijesa y con la paralización de los contratos de las obras de la plaza de Venus y Las Flores, Emusujesa camina hacia su liquidación total, como ya advirtió hace un par de meses el portavoz municipal del PSOE, Luis Flor. El origen del devenir de esta sociedad pública, muy similar a la que hasta hace poco gestionaba el Parque Científico Tecnológico Agroindustrial (PCTA) de Jerez, se encuentra también, como se ha dicho, en la exigencia estatal de devolver una serie de subvenciones dentro del programa Reyndus que no se utilizaron para los fines previstos. Según el también portavoz del gobierno local, Antonio Saldaña, dicho dinero público hace referencia a la convocatoria de ayudas de 2008. Un total de 7,7 millones de euros para la urbanización de sector de actividad productiva como Carrerista y Pastranilla. Precisamente la idea de Saldaña de potenciar esta empresa pública se esfuma casi en los estertores de la legislatura.

Como se recordará, en octubre de 2011 una junta general extraordinaria y urgente de Emusujesa aprobaba la modificación de sus estatutos, cuyo objeto social se ampliaba de forma considerable para principalmente "agilizar" la gestión urbanística, la promoción inmobiliaria, y los grandes proyectos de ciudad. Como ya se publicó, la maniobra que tenía previsto llevar a cabo el gobierno local para desbloquear esta situación pasaba porque Zona Franca de Cádiz adquiriese los terrenos que actualmente ocupa el malogrado proyecto de Zahav en la Ciudad del Transporte -unos 70.000 metros cuadrados-. Ante la negativa de la empresa que supuestamente iba a levantar una factoría de ensamblaje de automóviles de bajo coste, y mientras se decide en los tribunales el futuro de los suelos -el juicio está fijado en junio próximo-, no llevará finalmente a cabo una operación que permitiría ingresar alrededor de la misma cantidad pendiente de reintegro al Estado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído