El secretario local de CNT, Francisco Cuevas, anuncia movilizaciones previas al juicio en el que tendrá que declarar tras la denuncia realizada por la Confederación de Empresarios.

“Estamos acostumbrados a conflictos con empresarios y organizaciones patronales, con las que siempre hay algún riesgo”, comenta Francisco Cuevas Noa, secretario local de la CNT, que está citado a declara el 11 de enero en el Juzgado de Instrucción nº1 de la ciudad, acusado de un presunto delito de coacciones. ¿Por qué motivo? Por la okupación de un local que la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz (CEC) tenía abandonado desde hacía años. “Las coacciones no tienen mucha base”, señala Cuevas Noa, al que pueden acusar de realizar un delito leve que puede suponer desde una multa hasta una pena de algunos meses de prisión o arresto domiciliario.

Con una pancarta en la que se podía leer “Stop represión a sindicalistas”, Cuevas Noa, acompañado por representantes de Ganemos, IU, Podemos, Ustea o el SAT, realiza una protesta y posterior comparecencia en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), en la calle Fermín Aranda, para evidenciar que “tienen otro local compartido con la Cámara de Comercio y el que okupamos llevaba doce años abandonado, con usos muy esporádicos”.

El martes 10 de enero, un día antes de la celebración del juicio, la CNT convoca una manifestación que partirá desde Alameda Cristina a las seis y media de la tarde y concluirá en la sede de la CEA y el 11, cuando tendrá que declarar por estos hechos, se realizará una concentración en la puerta de los juzgados, para luchar “contra la represión y a favor del uso público y social de los espacios abandonados”.

La patronal gaditana señala que se percató en abril de que la puerta de su sede del edificio de los sindicatos del Arenal estaba bloqueada por dentro y “todo estaba destrozado, revuelto y manipulado violentamente”, además de haber mensajes en una pizarra como “empresarios mangantes y chinchorros”, de ahí la imputación de un supuesto delito de coacciones a Cuevas Noa, que señala que “no existieron, y sí una acción pública reivindicativa, que fue "la okupación temporal del local de los empresarios, para denunciar su abandono y exigir su devolución a los trabajadores para un uso social y público".

“Hay una prueba de la nula utilización que la CEC hacía del espacio: tenemos la llave de la puerta trasera, que se llevó años colocada en la cerradura y abandonada allí. De ese modo accedimos sin forzar nada ni problema alguno. Podemos mostrarlo a cualquier medio de comunicación que quiera comprobarlo in situ”, señala el sindicato CNT, que censura que la agrupación de empresarios “intente amedrentarnos con denuncias de coacciones que no han existido, pues en todo momento nuestras acciones han sido pacíficas y ni siquiera ha mediado ningún contacto personal ni confrontación en los hechos” y denuncia también que “hay numerosas pruebas de cómo se ha derrochado el dinero de las ayudas de la Unión Europea para formación en cajas de libros que no se repartieron, material didáctico sin usar, ordenadores, carpetas, etcétera".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído