4f4aa9d176
4f4aa9d176

"No he hablado nada con nadie y solo lo haré cuando llegue el momento. Pero siempre digo lo mismo: las personas que están en mi equipo, si consideran que no deben seguir, no seguirán y no habrá ningún problema por mi parte. Todos han trabajado muchísimo". En la última entrevista pública que ha concedido, a Diario de Jerez en diciembre pasado, la alcaldesa y líder del PP de Jerez, María José García-Pelayo, modificó sustancialmente su clásica respuesta a la pregunta: ¿tiene ya pensada su lista para las próximas elecciones municipales? Habitualmente solía responder en positivo: "cualquiera de mi equipo que quiera seguir, seguirá". Las perspectivas electorales son diferentes. La legislatura ha sido por momentos insoportable para algunos de los delegados municipales que integran su ejecutivo local -incluso con problemas de salud-, lo que ha provocado que sea más que probable que haya un cónclave de ediles populares decididos a no repetir en la candidatura de mayo próximo. Una estampida por unos y otros motivos personales con vistas a la campaña electoral que no deja en demasiado buen lugar a la capacidad de liderazgo de la regidora popular, que en cambio siempre transmite sensación de equipo y ausencia de personalismos en su día a día.

Según ha podido saber este medio, algunos de los nombres que están en todas las quinielas son los de los tenientes de alcalde delegados de Economía, Recursos y Seguridad, y Medio Ambiente y Deportes, Enrique Espinosa, Javier Durá y Felisa Rosado, respectivamente, así como también el del actual delegado de Impulso Económico, Francisco Cáliz, y el concejal raso -aunque vicepresidente de Diputación-, Bernardo Villar. En el caso de Espinosa y Cáliz, llegaron a la lista de 2011 con la vitola de expertos en sus parcelas profesionales para respaldar desde su independencia política la candidatura que por tercera vez consecutiva encabezaba Pelayo. En el caso de Durá y Felisa, son dos antiguos lugartenientes de aquella Pelayo de los años de la fría oposición que, indefectiblemente, han sido desbancados en la práctica por el empuje de las nuevas generaciones, léase Antonio Saldaña y Lidia Menacho.No hablemos ya de Bernardo Villar, figura casi totémica en el PP local -no en vano es presidente de honor- y mano derecha de Pelayo desde el pacto de 2003 hasta tocar la mayoría absoluta en 2011. Ya sorprendió tras la abrumadora victoria con mayoría absoluta que prácticamente la dirigente popular lo desterrara al exilio gaditano apartándolo del poder municipal. Sin embargo, un todoterrenos de la política como Villar supo readaptarse e incluso hacerse fuerte con su gestión desde Diputación y con especial incidencia en el vasto mundo rural jerezano. En cambio, a todas luces su tiempo ya pasó y, salvo las sospechas de la UDEF en torno a la Gürtel, poco le liga ya a un proyecto de futuro del PP en la ciudad que encabece nuevamente Pelayo.

En cuanto a las entradas, parece claro que Pelayo colocará en puestos de salida al presidente de Nuevas Generaciones en la ciudad, Jaime Espinar, quien sin hacer mucho ruido pero siempre bien posicionado y disciplinado ha ido ascendiendo hasta entrar en todas las quinielas de lista. En todo caso, en la reciente presentación del comité de campaña popular, que dirige la secretaria general y mano derecha de Pelayo, Lidia Menacho, ésta misma adelantó que el PP apurará los plazos legales (hasta abril) para confeccionar su candidatura para las municipales, por lo que aún era pronto, dijo entonces, para avanzar cambios con respecto a las personas que se presentaron en los 15 primeros puestos de la lista y que, finalmente, lograron acceder al gobierno local con mayoría absoluta.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído