Hacienda exige a Pelayo que recorte gastos de forma brutal a meses de las municipales

4-Rueda_de_Prensa_01-1-1024x683.jpg
4-Rueda_de_Prensa_01-1-1024x683.jpg

Pelayo se enfrenta a un triple salto mortal a escasos meses para la reválida de mayo. Según ha sabido La Voz del Sur, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, cartera que dirige el ministro Cristóbal Montoro, remitió a finales del pasado año un requerimiento al Ayuntamiento para que acometa un severo ajuste en sus gastos para cumplir con el impepinable objetivo de estabilidad presupuestaria.

¿El motivo? El Consistorio jerezano incumplió dicho objetivo al arrojar déficit de estabilidad presupuestaria el pasado 2013. Ni el mencionado requerimiento, ni el déficit de hace dos años, ni la exigencia de un nuevo plan de ajuste se conocían públicamente hasta ahora, pues el gobierno municipal del Partido Popular se ha encargado con celo de tener dicha información oculta a los grupos de la oposición y a la opinión pública. Por descontado, tampoco se sabe nada del dato del volumen global de deuda, al no haberse aprobado a estas alturas -el tope legal es 30 de octubre del año posterior al presupuesto- la Cuenta General de 2013.

Un asunto, éste último, inédito en la historia de la administración pública jerezana. El run run del gobierno municipal es constante, llegando incluso a asegurar fuentes sindicales que un destacado miembro del gobierno municipal del PP ha llegado a decir en petit comité que "el Ayuntamiento está para cerrarlo". La preocupación es máxima ante la cercanía electoral y en los últimos días ha llegado a hablarse de un encuentro a puerta cerrada entre la regidora popular y el vicealcalde Antonio Saldaña cuyo contenido ni siquiera había trascendido para sus más cercanos en el poder local. A falta del referido nuevo plan de ajuste, el quinto de la legislatura -contando con el Plan Integrado de septiembre de 2011-, cabría otra posibilidad para salir del colapso, la cual pasaría por bloquear contablemente partidas de gastos poniéndolos como no disponibles. Sin ser imposible, sería también otro enorme contratiempo a las puertas de las elecciones y con un Presupuesto municipal pendiente de prorrogar. 

Con el horizonte del 24 de mayo subrayado en rojo, se suceden los quebraderos de cabeza en la parcela económica para el ejecutivo de García-Pelayo, que este viernes va a aprobar en un pleno extraordinario una nueva petición de un anticipo de 22 millones de euros con cargo a la Participación de los Ingresos del Estado (PIE) del presente año -en torno al 50% de un semestre de ingreso estatal-. Al hecho de que vuelve la sequía total en cuanto a liquidez tras consumir el 100% del dinero extraordinario por el canon por la privatización del agua, se une las exigencias de Hacienda, que incluso fija para el Ayuntamiento de Jerez la necesidad de que el nuevo Plan Económico-Financiero que elabore sea tutelado por la Junta de Andalucía (pincha para ver los municipios fiscalizados, entre ellos Jerez) lo que en la práctica significa, ha podido saber este medio, una doble intervención estatal y autonómica.

Es decir, Hacienda intervino para fiscalizar los tres planes de ajuste de los préstamos del plan de pago a proveedores y ahora la Junta pasará a intervenir para hacer el seguimiento y control del cumplimiento del nuevo ajuste para corregir el déficit de estabilidad presupuestaria, lo que deja al gobierno local en la práctica sin margen de maniobra. Las entidades locales que incumplen la estabilidad presupuestaria, según datos del ministerio, representan en torno al 7% del total que, en su conjunto, registraron un superávit de 0,52% del PIB en 2013. "El objetivo perseguido con los requerimientos enviados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas es que toda entidad que incumpla con la estabilidad presupuestaria al cierre del ejercicio disponga de un Plan Económico-Financiero (PEF) para corregir la situación de desequilibrio", informaba hace un mes la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. Lo más llamativo, o lo más escandaloso, es la insistencia de la alcaldesa García-Pelayo por ofrecer a la opinión pública una versión de supuesta normalidad y orden en las cuentas municipales, solo comprensible por la cercanía electoral.

Esta semana mismo aseguraba: "Creo que estamos demostrando que en momentos de crisis, sin dinero, es posible poner soluciones a problemas que era ya endémicos de esta ciudad. Ser alcalde en momentos como lo hicieron otros partidos, con dinero y sin crisis, es fácil. Nos ha tocado la situación más difícil pero hemos demostrado que estamos a la altura de las circunstancias. Que se puede mejorar, pues claro que sí, pero en ello estamos”.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído