interior_escuela_de_arte
interior_escuela_de_arte

Dos tercios del alumnado del Conservatorio Profesional de Música Joaquín Villatoro deben desplazarse a recibir clase al IES Andrés Benítez y al IES Coloma por octavo año consecutivo.

El Conservatorio Profesional de Música Joaquín Villatoro, ubicado en la céntrica calle Rosario, comienza el curso. Un año más, y ya suman ocho, su alumnado se ve obligado a desplazarse a institutos de enseñanza secundaria a recibir parte de sus clases ante la falta de espacio. En concreto, dos tercios de los 630 alumnos matriculados deben trasladarse al IES Andrés Benítez, al IES Coloma o en algunos casos, reciben clase en los tres edificios. “Cometieron el error de hacerlo demasiado pequeño y la solución que se ha dado por parte de las administraciones ha sido esa, distribuirlos en estos centros educativos”, afirma el director del conservatorio, José Ramón Hernández.

La sucesión de diferentes ejecutivos locales han complicado aún más las negociaciones a lo largo de estos años. “Cada vez que se cambia de gobierno hay que comenzar de nuevo”, explica Hernández. Desde el conservatorio lo tienen claro: la solución pasa por construir un nuevo edificio o ampliar el actual. Pero son realistas. “Entendemos que cuando no se puede, no se puede, porque no hay dinero para ejecutar la obra; lo que nos dan son parches”, dice resignado el director del conservatorio. Actualmente, han realizado los trámites para reunirse con los responsables del ejecutivo de Mamen Sánchez, aunque aún no han obtenido respuesta.

“Comencé a trabajar en la escuela hace 10 años. Teníamos el mismo espacio con ocho cursos menos. Es decir, ahora hay más de 100 alumnos que entonces”.

El caso del conservatorio, desgraciadamente, no es el único. Al menos ellos cuentan con la posibilidad de distribuir a sus alumnos en varios centros. La Escuela de Arte, ni eso. También carecen del espacio suficiente para impartir lecciones a sus casi 700 alumnos de una forma digna. La dirección de este centro ha reconocido que en la primavera de 2015 solicitaron por escrito a la delegación territorial de Educación el uso del edificio de la antigua Escuela de Idiomas, en la calle Taxdirt. “Recibimos el visto bueno, pero sólo verbalmente y a día de hoy no sabemos nada más del asunto”, aclara Neftalí Pérez, director de la Escuela.

Este centro de enseñanza artística requiere secciones, sobre todo, para impartir ciertas especialidades como la ebanistería. “Nos conformamos con la cesión de la Escuela de Idiomas porque la Escuela de Arte está relativamente cerca, a unos escasos cinco minutos andando, a diferencia de los alumnos del conservatorio que sí tienen que desplazarse más lejos”, asegura Pérez, y añade: “Yo comencé a trabajar en la escuela hace 10 años. Teníamos el mismo espacio con ocho cursos menos. Es decir ahora hay más de 100 alumnos que entonces”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído