Por una Feria del Caballo sin agresiones sexuales: proponen activar una campaña en la que participen los caseteros

Ganemos Jerez propone impulsar, junto al empresariado, un protocolo municipal contra el acoso y las agresiones sexuales en el ocio nocturno

Un martes de 'cacharritos' en una edición anterior de la Feria del Caballo.
Un martes de 'cacharritos' en una edición anterior de la Feria del Caballo.

Ganemos Jerez propone impulsar, junto al empresariado, un protocolo municipal contra el acoso y las agresiones sexuales en el ocio nocturno. La agrupación municipalista también pretende activar una campaña piloto de prevención de acoso y agresiones sexuales de cara a la próxima Feria del Caballo, en colaboración con caseteros y caseteras y con la implicación de las delegaciones de Igualdad y de Seguridad Ciudadana-Fiestas.

Los locales de ocio nocturno, discotecas, salas de concierto, bares, bares musicales, festivales, etcétera, son espacios de encuentro y relación que, como muchos otros, a veces se convierten en el escenario de comportamientos que impiden que todo el mundo pueda disfrutarlos por igual. La violencia sexual (o la amenaza de sufrirla) es una de las formas prioritarias de limitación de acceso a los espacios públicos en clave de igualdad para las mujeres.

Existen ya iniciativas en distintas ciudades españolas para establecer un protocolo para las personas responsables y trabajadores de los locales de ocio nocturno, que consisten en detectar situaciones potencialmente peligrosas o incómodas y en atender a las víctimas, cuando se ha producido una agresión. Se pretende así garantizar que estos espacios tengan un rol activo contra la violencia machista, igual que lo hacen otros actores sociales, culturales y políticos de la ciudad.

Para impulsar estos protocolos el sector empresarial debe actuar de manera conjunta y consensuada, y así establecer formas de actuación y prevención que sean efectivas y útiles para el sector con el fin de aumentar la calidad de los servicios que ofrecen.

Los principios en los que se basan estos protocolos son el de atención prioritaria a la persona agredida, información y asesoramiento correcto a la misma, atención al proceso de recuperación, actitud de rechazo hacia el agresor además de, proporcionar una información rigurosa a la persona víctima de la agresión.

Las acciones concretas de los mismos van en la dirección de no utilizar criterios de acceso a la sala discriminatorios o sexistas, como precios o bonificaciones diferenciados entre chicos y chicas, evitar normativas diferenciadas en los códigos de vestimenta entre chicos y chicas, o no utilizar la arbitrariedad por parte de las personas responsables del local en base a la imagen personal de las chicas y su mayor o menor atractivo para facilitarlo. 

También se concretan en determinar de manera estable y visible que se limitará el acceso a quien acose o agreda sexualmente o a quien tenga comportamientos acosadores o irrespetuosos fuera del local con el resto de usuarias y usuarios, medida que puede justificarse mediante la aplicación de limitaciones establecidas en el R.D. 112/20101 de Reglamento de Espectáculos públicos y actividades recreativas, así como evitar la utilización de imágenes  o actividades sexualizadas de mujeres como promoción del establecimiento.  

Se completan los citados protocolos, vigentes en ciudades como Cartagena o Barcelona, con acciones que van en el sentido de informar mediante carteles en los locales de ocio con información sobre la existencia del protocolo, así como visibilizar el sello de local adherido al mismo.

El protocolo puede ampliarse con un refuerzo de vigilancia en las zonas oscuras o apartadas de los locales; y facilitar un correo electrónico bien detectable para recoger la voz de las personas usuarias y sus posibles incidencias en el local. Todo esto se completaría con la necesidad de que todo el personal responsable de los locales dispusiera de una formación mínima para detectar y distinguir diferentes tipologías de agresión y acoso sexual.  

A Ganemos Jerez le consta que en 2019, desde la Delegación de Igualdad, se trabajó en esta línea, animando y concretando con distintos establecimientos del ocio nocturno de Jerez a crear espacios de diversión, libres de agresión. Ganemos entiende que concurren las circunstancias para retomar y ampliar el alcance de la anterior iniciativa, toda vez que  la vuelta a la normalidad post-covid augura una afluencia normalizada a los espacios de ocio. Por ello, llevará al pleno municipal una propuesta al respecto para impulsar, junto al empresariado, un protocolo municipal contra el acoso y las agresiones sexuales en el ocio nocturno.

“Precisamente a las puertas de la celebración de la Feria del Caballo es un buen momento para que esta iniciativa tome cuerpo. Son muchas las casetas del recinto ferial que son gestionadas a su vez por empresarios locales del ocio nocturno, que funcionan durante la Feria de forma similar a discotecas, y en las que entendemos que se dan las circunstancias para la puesta en marcha de estos protocolos de prevención de la violencia sexual”, concluye Tere Chamizo, desde Ganemos Jerez.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído