Expulsados del 'Titanic': "Solo pedimos ayuda y un techo"

familia_la_serrana_2
familia_la_serrana_2
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición World Travel Market.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

David y María José vivían en el conocido bloque junto a sus cuatro hijos hasta que fueron gravemente amenazados por una familia para que abandonaran su hogar. Ahora esperan una solución por parte del Ayuntamiento.

Vivían en un piso social de la calle Luis de Parada, en esa inmensa mole de hormigón que todo el mundo conoce por el Titanic. Hace meses, David Barrera, 35 años, tuvo una discusión con unos vecinos de la zona. Ese desencuentro acabó en una denuncia y la denuncia desembocó en otro altercado. Literalmente su familia fue expulsada de su casa bajo graves amenazas a mediados del pasado mes de junio. “Nos tuvimos que ir con lo puesto”, señala María José Heredia, 28 años y pareja de David, con el que tiene cuatro hijos entre los diez años y los 18 meses de edad. Además, un quinto viene de camino.

Ahora, los seis viven en la casa de la madre de María José. Cuando se vieron en la calle, pusieron el tema en conocimiento de la delegación de Acción Social. La primera noche la pasaron en un hostal que está concertado con el Ayuntamiento para casos de emergencia y al día siguiente se les informó que tendrían a su disposición otro piso social en la calle Liebre. Desgraciadamente se encontraron con que el inmueble estaba okupado, así que tuvieron que echar mano del piso de la hermana de David, también inquilina en uno de carácter social, pero apenas estuvieron unos días porque, por contrato, sólo podían ocuparlo cuatro personas.

Su peregrinaje continuó a finales de junio. El 29 de ese mes, el Ayuntamiento reubica a María José en el recurso de emergencia para mujeres víctimas de violencia de género y social, donde está con sus cuatro hijos, y a David en el albergue municipal. Allí solo aguantan hasta el día 4 de julio, cuando finalmente no tienen más remedio que acudir a la casa de la madre de María José. “No se lo habíamos propuesto antes porque no sabíamos cómo se lo iba a tomar”.Un mes después se ven sin nada. Tuvieron que abandonar su casa de Luis de Parada a la fuerza y bajo amenazas, por lo que no les dio tiempo de recoger ni su ropa ni sus escasas pertenencias. Todo ello está ya denunciado en la comisaría. También esperan una pronta respuesta del Ayuntamiento. David mandó un correo electrónico a Carmen Collado, delegada de Acción Social, y a la propia alcaldesa Mamen Sánchez. De momento, desde los servicios sociales municipales afirman que trabajan para conocer en profundidad el asunto y darle una posible solución si es que la hubiera.

“No tenemos nada. Mis hijos duermen entre el sofá y nuestra cama”, explica la madre, con una discapacidad del 55 por ciento por problemas en sus pies que le provocan una notable cojera. David, parado desde hace dos años, ha agotado las prestaciones. Los seis sólo cuentan al mes con la pequeña ayuda económica que reciben de sus familiares y el cheque de 180 euros de alimentos. “Sólo pedimos que nos ayuden y un techo donde poder vivir”.

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

...saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído