Temor en Las Viñas a Paco 'El Chino', que amenazó al vecindario y agredió a varios policías en apenas 48 horas el pasado diciembre. Ni su madre pudo con él: "Tuve que echarlo de mi casa".

"Ya se ha armado en la barriada. Si él viene con un cuchillo, aquí hay 30", comenta un vecino de Las Viñas, que conoce desde chico a Paco El Chino, también llamado Paco El Manco desde que a los veintitantos años perdiera un brazo al tirarse de un balcón en Torresblancas. "Todo el mundo está asustado con que salga de Puerto 2, hay pánico en la barriada", incide otro al tiempo en que un señor aparece y puntualiza: "Miedo a que tengamos que matarlo para defender a alguno. Ahí entonces es cuando nos buscamos una ruina".

Los vecinos de Las Viñas se han unido desde que el pasado 30 de diciembre El Chino amenazase con un cuchillo de grandes dimensiones a un joven y a un guardia civil en el interior del bar La Exaltación. Varios testigos llamaron a la Policía Local, que más tarde tuvo que pedir refuerzos para desarmarlo, que, con cuchillo en mano, se resistió a su detención. Hasta que finalmente pudieron reducirlo y detenerle. "Aquello fue una feria, de película", espeta uno mientras muestra un vídeo en el que se ve cómo los agentes lo acorralan con escudos antidisturbios para desarmarlo. "A ver si te meten preso toda tu vida", se escucha a través del teléfono. 

No obstante, aquella pelea fue la continuación de otra anterior. Los hechos se remontan dos días antes, ya que el agresor acudió a Las Viñas en la víspera de Nochevieja con el objetivo de vengarse. El pasado 28 de diciembre, El Chino apareció por el barrio sobre las ocho de la tarde "como siempre, con ganas de pelea". "A él le da igual todo, tiene un niño, pero lo que le gusta es montar el espectáculo y que todos le teman", comparte una vecina. En aquel momento, un joven de 27 años se encontraba en uno de los bancos de la plaza echando el rato con su hermano y otro del vecindario. El Chino se acercó a ellos y estos, conociéndolo, le ignoraron. "Y sin ningún motivo me dio una patada en el talón, donde tengo dos tornillos", expresa el chico, que tiene la pierna vendada y dos muletas a su vera. "Quería pelea, ya está", agrega. Cuenta que tras la agresión, llamó a la Policía y le denunció. Fue entonces cuando Paco sacó un destornillador grande y le amenazó. "¡Te tengo que matar!", le gritó. Agentes de la Policía Nacional se personaron y le persiguieron hasta El Pelirón, donde llegó a herir a uno de ellos durante su detención. El joven interpuso una denuncia y El Chino salió con una orden de alejamiento hacia su persona. Sin embargo, dos días después, en cuanto salió del calabozo, infringió la orden al regresar a Las Viñas con un cuchillo de grandes dimensiones "con intención de usarlo". "Maricona, me has denunciado, ¿no?", le dijo Paco al hermano del chico de 27 que lo denunció, en el interior del bar La Exaltación mientras sacaba el arma blanca. En el mismo establecimiento se encontraba un guardia civil, quien echó al agresor a la plaza, donde empezaron a concentrarse todos los vecinos y una patrulla del 092. 

Algunos vecinos cuentan a lavozdelsur.es que El Chino ha estado "más tiempo en la cárcel que fuera", además de que ha causado problemas en numerosos barrios de la ciudad: La Asunción, La Vid, El Pelirón, Estancia Barrera, Zafer, San Telmo —donde dicen que le ocurrió exactamente lo mismo que en Las Viñas y que los vecinos "se juntaron y salió de allí asustado"— y Pago San José, donde reside su madre. Ella, que no quiere hablar sobre el asunto, con la puerta cerrada y desde su cocina, lanza frases sobre su hijo que el 22 de febrero cumple 40 años: "Él ha estado en la droga desde los 17". "Tuve que echarlo de mi casa". "Esto es para vivirlo", pronuncia haciendo aspavientos. 

"Ese hombre ha apuñalado recientemente a cerca de cinco personas, pero por temor, no lo denuncian"

En Nochevieja todo el vecindario estuvo intranquilo, pensando que el agresor volvería. "La gente tenía mucho miedo, pero vamos, que se ha llevado un año amenazando y atemorizando a los chavales", comparte un vecino. Sin embargo, en la tarde del pasado 31 de diciembre el joven que interpuso la denuncia recibió una llamada que le notificó que Paco El Chino entró en Puerto 2. No obstante, afirman que próximamente se celebra su juicio y temen una sentencia absolutoria que lo pongan en libertad. "Ese, vaya a donde vaya va creando miedo, un tío así no puede estar en la calle", manifiesta un vecino que no levanta cabeza. "Ese hombre ha apuñalado recientemente a cerca de cinco personas, pero por temor, no lo denuncian", concluye otro.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído